Vitamina A “la molécula que lo mejora todo”

“La vitamina A es el compuesto más probado para mejorar todo, desde el acné, las arrugas, síntesis de colágeno, hasta la hiperpigmentación. Puede ser un potente aliado para cuidar la piel y luchar contra el envejecimiento, siempre que se utilice de la forma correcta”, explica la experta Inmaculada Canterla, farmacéutica especialista en dermocosmética miembro de la SEMAL y la SEMCC.
Tradicionalmente se ha utilizado la Vitamina A tal cual para el cuidado de la piel, sin tener muchas veces en cuenta ni la concentración a la que se usaba, ni la estabilidad en la fórmula o si la piel de la persona lo iba a poder tolerar o no. Pero poco a poco la investigación en el terreno de la dermocosmética ha ido perfeccionando la forma de uso de los retinoides y se ha ido centrando el objetivo de cada una de sus formas y concentraciones.

¿Vitamina A de día o de noche?
Aunque la Vitamina A en sí misma es fotosensible a la luz solar y solo debería ser aplicado de noche, la realidad es que a día de hoy y con los avances en las formulaciones, un producto en base retinoide no debería hacer que la piel esté más vulnerable a los rayos UV de lo que podría ser después de exfoliar con un exfoliante físico. Pero no hay que olvidar que hay que aplicar y reaplicar siempre el protector solar.

Tipos de Vitamina A y sus funciones según el tipo de piel
Hay que diferenciar entre los distintos tipos de retinoides que existen, cada uno con un uso diferente.
En dermocosmética, las moléculas que se usan más comúnmente en las formulaciones son: Retinil palmitato, Retinol, Retinal, Ácido Retinoico, Retinil Retinoato.

  • Retinil palmitato
    “Suele ser el más utilizado en dermocosmética por ser más barato, aunque su efectividad es más reducida y condicionada a su concentración y al objetivo que se persiga” explica la farmacéutica Inmaculada Canterla.
  • Retinol
    Es la Vitamina A en estado puro, aunque no por ello es la forma más efectiva de los retinoides para el cuidado de la piel. “El retinol es el mejor principio activo para luchar contra el fotoenvejecimiento, mejora la síntesis de colágeno y elastina, contribuye a la hidratación de la piel y mejora su textura” explica la especialista, “dependiendo de su concentración, entre 0.1 y 1.0%, podremos jugar con los diferentes tipos de sensibilidades cutáneas y podremos ajustar los tratamientos en lo que se refiere a dosificaciones y tiempos de aplicación”, aclara Canterla.
  • Retinal
    El Retinal posee propiedades antibacterianas por lo que es un producto antienvejecimiento ideal para pieles propensas a las imperfecciones, disminuyendo con el tiempo la bacteria responsable de los brotes. Además es muy respetuoso con la piel, como el Retinol, gracias a los nuevos sistemas de encapsulación que permiten la liberación lenta del activo y a la par colaboran en la estabilización del producto, optimizando además la absorción en la piel.
  • Ácido Retinoico
    “El Ácido retinoico, de usarse puro, será exclusivamente a nivel estrictamente profesional y bajo la supervisión y seguimiento de expertos sanitarios en el cuidado de la piel. De hecho, su principal indicación es el tratamiento tópico del acné vulgaris (grado I a III) combinado con otros medicamentos o para el tratamiento de fotoenvejecimientos importantes”, explica Inmaculada Canterla.
  • Retinil Retinoato
    Es un principio activo que ayuda a alisar finas líneas, arrugas y patas de gallo, siendo un producto suave y altamente efectivo en cualquier tipo de piel sin causar irritación, incluso en las zonas más delicadas. En el caso de zonas muy sensibles como el contorno de los ojos, se puede aplicar siempre que sean formulaciones respetuosas a base de Retinil Retinoato encapsulado y ácido hialurónico de peso múltiple.
Redacción
Acerca de Redacción 6830 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta