Evita las infecciones en verano

La época estival suele ser en la que más tiempo libre tenemos, por lo que es cuando más aprovechamos para realizar excursiones al campo, practicar deportes al aire libre, escalar montañas, ir a la playa, etc. Nunca está de más ir bien preparado para los incidentes que puedan ocurrir: caídas leves, infecciones en heridas aún no cicatrizadas, posibles rozaduras, cortes, quemaduras leves, etc. Para poder disfrutar de las vacaciones de forma tranquila y segura hay una serie de pautas que debemos tener en cuenta:

1. Crea tu propio botiquín de viaje
En primer lugar, para rellenar tu botiquín, es imprescindible tener en cuenta una cosa: el lugar de destino. No es lo mismo ir a la playa, a la montaña, a un lugar tropical o a recorrer una ciudad, así que los utensilios a los que demos prioridad para el botiquín dependerán del lugar al que vayamos a viajar.
Hay una serie de elementos que suelen ser comunes y necesarios para todos los destinos: aquellos destinados a la cura de heridas. Entre estos cabe distinguir apósitos, termómetro, suero fisiológico, tijeras, esparadrapo y un antiséptico de confianza.

2. Utiliza la ropa adecuada para cada lugar
El tipo de calzado y la ropa que empleamos es muy importante, sobre todo en verano. Esto es así porque es una época en la que se suda mucho a consecuencia del calor, lo que puede provocar la aparición de ampollas o heridas en los pies. Ambas también pueden desarrollarse debido a la hinchazón de nuestros pies a consecuencia del calor veraniego y a que no solemos utilizar calcetines.
Para evitar ampollas o rozaduras que puedan infectarse, es recomendable utilizar calcetines de algodón si vamos a dar largas caminatas, escoger un zapato que calce bien pero que no apriete los pies y de un material transpirable y seco. Este consejo también es válido para evitar rozaduras con la ropa: mejor que sea de materiales naturales, ligera y que no apriete.

3. Mantente alerta con las picaduras de los insectos
Durante el verano las consultas médicas por picaduras de insectos son unas de las más frecuentes. Entre las más comunes están las picaduras de abejas, avispas, mosquitos, arañas, medusas, etc. En el caso de que seamos alérgicos a estas picaduras, deberemos acudir inmediatamente al centro médico más cercano.
Para prevenir estas situaciones es aconsejable llevar en nuestra mochila tanto un repelente adecuado como crema para tratar las posibles picaduras que se produzcan. Esto es importante especialmente si tenemos hijos, ya que los niños suelen rascarse las picaduras hasta hacerse una herida que, a la larga, puede infectarse.

4. ¿Cómo curar correctamente una herida leve?
En el caso de que se produzca una herida durante las vacaciones o si estás de viaje, lo primero que debes hacer es limpiarte bien las manos con las que vayas a manipular los elementos con los que la vas a tratar. Tras esto, procedemos a limpiar la herida con agua y jabón o con suero fisiológico para, posteriormente, secar la humedad con una gasa estéril.
Una vez que hemos eliminado toda la humedad, aplicamos un antiséptico de confianza como Betadine, limpiando la herida desde el centro hacia el exterior y evitando la fricción, y tapamos la herida con un apósito o una tirita para protegerla de los agentes externos. Si la herida no es demasiado profunda, la dejaremos al aire para favorecer la cicatrización.

5. ¿Cómo actuar ante una quemadura?
Ante un caso de quemadura, lo primero que hay que hacer es introducir la zona afectada debajo del agua fría durante varios minutos para aliviar el dolor de la zona. Luego, la forma de actuar dependerá de la profundidad de la quemadura. En el caso de que sea profunda, habrá que acudir inmediatamente al centro médico. Si, por el contrario, es una quemadura leve, se debe lavar la herida con una solución jabonosa antiséptica de povidona yodada y aplicar algún antiséptico en gel para aliviar el dolor, hidratar y prevenir la infección. Luego habría que proteger la quemadura con un apósito.

Redacción
Acerca de Redacción 6830 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta