Nuevos estudios relacionan la contaminación con el aumento de comportamientos delictivos

Por TopDoctors.es

Los anticiclones estivales y la estabilidad climatológica hacen que se disparen los niveles de contaminación. Sin embargo, la polución se ha convertido en una constante preocupante a lo largo de todo el año en las grandes ciudades, situándose Madrid a la cabeza de nuestro país en baja calidad del aire, excediendo con frecuencia a nivel europeo los límites y directrices establecidas por la OMS. Sin embargo, no es la única. El pasado mes de noviembre, y como consecuencia del largo periodo de sequía que hubo en España, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Sevilla o Valladolid superaron los índices de dióxido de nitrógeno, fijada en un límite de 40 microgramos por metro cúbico.
La calidad del aire no solo es un problema medioambiental que produce un desequilibrio en nuestro planeta, sino que repercute directamente en la salud de sus habitantes. Y los estudios más recientes añaden posibles nuevas consecuencias al listado. Y es que los últimos estudios de Columbia Business School publicados en la revista Psychological Science confirmarían una vez más la relación directa entre la polución y el comportamiento no ético como el delito o el engaño. La OMS sitúa en 7 millones las muertes relacionadas con la contaminación, cada año. Ahora también podría modificar el comportamiento, lo que a su vez trae más consecuencias en otros ámbitos.
El estudio concluye que las ciudades con niveles más altos de contaminación atmosférica tienden a tener niveles más altos de delincuencia. El doctor Dr. Alberto García Valdés, Jefe de Endocrinología y Nutrición Hospital San Francisco de Asís y miembro de Top Doctors.es, lo explica. “Esto es debido al aumento de la ansiedad producido por la contaminación”, indica. “El estrés es la forma de respuesta de los seres vivos para adaptarse a las condiciones cambiantes del entorno y nos pone en alerta ante el peligro. Cuando nuestra capacidad de respuesta o resistencia se ve superada por la persistencia o intensidad de la agresión, se produce un estado crónico de defensa neuroendocrinológica y un posterior agotamiento que da lugar a muchas enfermedades de tipo mental o psicológico. La contaminación ambiental, como forma mantenida de situación estresante, disminuye la concentración, aumenta las alteraciones de ansiedad y depresión, vuelve a las personas más irritables o agresivas, produce trastornos del sueño y otros tipos de alteración de la salud mental”.
Este estudio, que han realizado a través de diferentes pruebas y experimentos, confirmaría que esta relación se mantiene en las ciudades con mayor delincuencia independientemente del resto de parámetros como la población total de la ciudad, el número de policías, la edad media de la población, la distribución de género o raza, índice de pobreza, tasa de desempleo o condiciones socioeconómicas de la población. “La contaminación es una de las grandes plagas del s.XXI. Introducir grandes cantidades de elementos extraños a un determinado medio produce graves problemas en el equilibrio de los sistemas naturales y no es extraño en absoluto que aumente la frecuencia de agresiones, robos o delitos de otro tipo”, añade el doctor.

Todas las afecciones derivadas de la contaminación atmosférica
Los expertos de Top Doctors.es, plataforma online para encontrar y contactar con los mejores especialistas médicos de la sanidad privada, auditados y certificados por el proceso de selección de doctores más riguroso del mundo, hacen un análisis de las enfermedades que surgen de la relación entre la calidad del aire y la aparición de patologías. Los niños, las mujeres embarazadas, las personas mayores de 65 años y los enfermos crónicos son quienes más sufren las consecuencias de la polución. Las principales patologías derivadas de los altos índices de contaminación son:

  • Enfermedades respiratorias: cada vez son más las personas que desarrollan enfermedades respiratorias crónicas, como el asma, enfermedad que presentan en España alrededor de 3 millones de personas, sobre todo niños (hasta un 20%). La contaminación atmosférica causa el 36% de las muertes por cáncer de pulmón.
  • Enfermedades cardiovasculares: Según los datos del Estudio Multiétnico de Aterosclerosis y Contaminación Atmosférica las partículas contenidas en el aire penetran en el sistema cardiovascular, endureciendo las arterías, y desencadenando en los consecuentes ataques al corazón. La OMS asegura que la polución causa el 24% de las muertes de adultos con cardiopatías.
  • Enfermedades mentales: la exposición continua de niños y adolescentes a contaminantes en ocasiones se asocia con problemas de hiperactividad y déficit de atención según un estudio realizado por ISGlobal junto con centros alemanes. Asimismo, reduce las facultades mentales, siendo precursor de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Distintos estudios ligan los problemas de ansiedad y depresión a este factor nocivo.
  • Problemas de fertilidad: un estudio publicado en la revista Fertility and Sterility liga los problemas de fertilidad tanto de hombres como de mujeres con los altos índices de contaminación, así como su asociación a un aumento del riesgo de aborto.

Consejos para reducir los la exposición a la contaminación atmosférica
Para evitar la sobreexposición a la contaminación atmosférica los días de más riesgo, los expertos de Top Doctors aconsejan tomar una serie de medidas básicas:

  • Evita caminar en hora punta: es recomendable no realizar ejercicio físico durante las horas punta (las 11.00h y las 18.00h, momentos en los que los índices de contaminación tienen su pico más alto). Y si lo haces, procura que sea por zonas verdes y con menos problemas de tráfico.
  • Cuida la higiene. Es importante llevar unas medidas de higiene rigurosas tanto del hogar como de nuestra piel. Ducharse con agua caliente ayuda a que el vapor limpie los pulmones. Asimismo, ten en cuenta que dentro del hogar también debemos tomar ciertas medidas como lavar las alfombras o fundas de los sillones o del colchón, así como la limpieza de suelos y polvo con frecuencia es una medida aconsejable durante los momentos del año con mayor polución. Los expertos también aconsejan cambiarse de ropa al llegar a casa.
  • Alimentación equilibrada: llevar una correcta alimentación es clave para mantener el sistema inmunológico. Los expertos recomiendan alimentos ricos en antioxidantes como por ejemplo el ajo, pomelo, brócoli, cebolla o frutas con cáscara.
Redacción
Acerca de Redacción 6904 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta