El cáncer provoca más de 130.000 incapacidades cada año

Dr. Díaz Rubio durante su intervención en el IX Seminario de la Fundación ECO.

El cáncer es el responsable de 25% de las muertes entre los españoles, principalmente debido a la mayor esperanza de vida y a los mejores métodos diagnósticos. Cada año se detectan 247.771 nuevos casos, por lo que se estima que uno de cada tres españoles padecerá cáncer a lo largo de su vida. Sin embargo, hasta la fecha se desconocía la incapacidad que provocaba el cáncer y los gastos que esto supone al Sistema Nacional de Salud (SNS). El doctor Eduardo Díaz Rubio, presidente de honor de la Fundación ECO, ha presentado en el marco del IX Seminario de la Fundación, un estudio de la consultora Omakase Consulting en el que desgrana estas cifras. Así, cada año hay 38.343 incapacidades temporales como consecuencia de tumores (un 4,5% de todas las incapacidades temporales) y las permanentes alcanzan las 95.866, el 10% de todas las pensiones contributivas generadas como consecuencia de la incapacidad. En total suman más de 130.000 incapacidades al año.
Esto supone un elevado coste para el SNS y así lo ha puesto de manifiesto el doctor Díaz Rubio: “Los costes directos del cáncer ascienden a 4.818 millones de euros, de los cuales 2.700 corresponden a gastos hospitalarios”. A estas cifras se les suman los 1.717 millones destinados a fármacos y los 304 millones a Atención Primaria. Pero, además, el cáncer genera unos costes indirectos como es la muerte prematura (125 millones de euros), la incapacidad temporal (222 millones de euros) y la permanente (292 millones de euros). Por primera vez, se han tenido en cuenta los llamados cuidados informales: “son aquellos cuidados no profesionales y no remunerados que son ejercidos por personas que en muchas ocasiones tienen que dejar de trabajar para cuidar a un familiar. Su coste asciende a 1.710 millones de euros”, ha apuntado el catedrático. En total 7.168 millones de euros es la carga económica del cáncer en España, el 10% de todo el gasto sanitario público y tan solo el 0,66% del PIB.

“Tenemos encima de la mesa cantidad de retos en el tratamiento del cáncer, pero lo primero que hay que corregir es la variabilidad en la práctica clínica: la organización que tenemos es mejorable por no decir defectuosa, existe un acceso desigual al tratamiento estándar pero también a la innovación tanto en fármacos como en tecnología. Y por supuesto debemos medir los resultados. Igual que se tiene derecho a la salud, el derecho a ser tratado adecuadamente cuando tienes un cáncer es, en mi opinión, un derecho básico”, ha afirmado Díaz Rubio.

La Inteligencia Artificial permitirá dedicar más tiempo al paciente
Tal y como ha explicado el presidente de la Fundación ECO, el doctor Vicente Guillem, “la oncología está viviendo un momento de redefinición. La biología molecular nos ha permitido sobrepasar el concepto de localización del tumor para profundizar en las interioridades de la célula cancerosa. De tal modo que cada tumor tiene su propia caracterización genética y cada paciente tiene un tumor claramente diferenciado de los demás, por lo que nos enfrentamos a la necesidad de individualizar la terapia”. Para ello son necesarias las tecnologías como la secuenciación del genoma, la next generation sequency (NGS), la identificación de nuevas dianas y fármacos, la biopsia líquida y la inmunoncología.
Es en este punto donde Jaime del Barrio, senior advisor en healthcare&life sciences de Ernst&Young, ha apuntado a la digitalización y las tecnologías disruptivas, como la Inteligencia Artificial, como generadores de valor al sistema. “La Inteligencia Artificial no es una amenaza, sino que será el recurso más valioso de la atención médica. La tecnología va a permitir dedicar más tiempo al paciente, en la medida en que nos facilitará automatizar entre un 20% y un 30% de las funciones que realizamos habitualmente”, ha señalado del Barrio.
Hoy en día el sistema sanitario es el mayor aportador de datos y quien hace uso de ellos son las empresas tecnológicas que ya suman más de 90 alianzas con grandes farmacéuticas, siendo la oncología la tercera especialidad en cuanto a número de alianzas.

2019, año del cambio
Durante el IX Seminario de la Fundación ECO se han expuesto algunos de los factores que influyen en el retraso en el diagnóstico y tratamiento y aquellos cambios en la organización que deben producirse para que la Oncología gane en eficiencia. Así, los expertos han coincidido en señalar la digitalización de los procesos como un factor que reduciría los retrasos, al tiempo que el oncólogo Juan Antonio Virizuela, del Hospital Virgen de Macarena de Sevilla, ha destacado como esencial tener un proceso asistencial coordinado o un circuito rápido para disminuir las esperas.
Por lo que respecta a la organización asistencial, los servicios de Oncología Médica española cuentan con 6,5 oncólogos por servicio mientras que en Estados Unidos esta cifra alcanza los 15 especialistas. El doctor Rafael López, secretario de la Fundación ECO y jefe de Oncología del Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela, ha indicado que es importante la experiencia del paciente y que sepa que no es mejor tener un hospital cerca sino que pueda ser atendido por los mejores especialistas. Por su parte, el doctor Carlos Camps, director de Proyectos Científicos de la Fundación ECO, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de crear áreas sanitarias de dos millones de habitantes donde hospitales complejos dieran servicio a hospitales más pequeños. “El modelo tradicional de asistencia oncológica esta exhausto y no asegura la máxima calidad a los pacientes. Necesitamos liderar cambios rápidos y esto depende de que las autoridades sanitarias nos escuchen. 2019 es un año para que la Oncología Médica española se reorganice”, ha concluido.

Acerca de Redacción 7845 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*