Perder peso a expensas de grasa y preservar músculo, el reto médico de los próximos años

Una campaña socio-sanitaria quiere trasladar a la sociedad española en general y a los médicos en particular, la necesidad de realizar un cambio de enfoque en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad. La iniciativa, que lleva por nombre “Pierde lo que realmente importa” y está impulsada por PronoKal Group, busca concienciar sobre la necesidad de perder grasa y no kilos en general. Teniendo en cuenta que las cifras sobrepeso y obesidad en nuestro país no dejan de aumentar y que, según datos del estudio ENPE (2014-15), más del 60% de la población sufre sobrepeso u obesidad, no es de extrañar que desde la comunidad médica se promueva un cambio de paradigma, en el que reducir peso específicamente a expensas de grasa tome mayor protagonismo.
Cabe recordar, que la Asociación de Endocrinología Clínica y el Colegio Americano de Endocrinología han tomado ya posición respecto de un cambio conceptual y de nombre para la “obesidad” y proponen: “enfermedad crónica basada en la adiposidad”, precisamente para dar lugar a una reconceptualización profunda de las implicaciones clínicas y sociales que supone el aumento del tejido adiposo -y no solo de aumento del peso corporal. De hecho, en los últimos 30 años, multitud de investigaciones han permitido demostrar que la grasa corporal, especialmente la situada en el abdomen, funciona como un órgano endocrino, que puede ser responsable de la aparición de enfermedades cardiometabólicas, de la gestión del apetito o incluso de la aparición de algunos tipos de cánceres.
Por ello, PronoKal Group promueve un viraje en el enfoque sobre qué es lo que debe perseguir una pérdida de peso  que no es más que una reducción de la grasa específicamente. Más aún si se tiene en cuenta que la prevalencia de exceso de grasa en España ronda el 80% de la población.

La importancia de perder grasa y no masa muscular
Para iniciar esta nueva tendencia, se ha hecho llegar a un centenar de médicos de toda España que tratan a pacientes con sobrepeso y obesidad (endocrinos, médicos de atención primaria, estéticos…) un bloque de 2kg de “grasa humana”. Se trata de una simulación efectista y muy realista de lo que serían 2Kg de grasa humana, pero lo que se persigue con esta acción es que médicos y pacientes tomen conciencia de ese órgano que es la grasa, de cómo puede influir en la salud de las personas y de la importancia de promover específicamente su pérdida, preservando la masa muscular. De hecho, recientes investigaciones han constatado que es importante perder peso a expensas de grasa y más importante aún es preservar la masa muscular del paciente durante el proceso, pues es crucial para preservar la tasa metabólica del paciente –contribuyendo así a evitar la recuperación del peso-, así como para preservar también su fuerza y vitalidad.
Una investigación española publicada en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism (JCEM), muestra cómo el tratamiento multidisciplinar de pérdida de peso, Método PnK, que incluye actividad física, un pauta dietética cetogénica baja en grasa con seguimiento en todo momento por el médico y la dietista-coach, consigue hacer perder peso a expensas de grasa y además preservar la masa muscular de los pacientes en estudio: por cada 20 kg de peso perdidos de media, 18,2kg son de grasa.
El estudio CetoPnK muestra que el tratamiento (Método PnK) consiguió un descenso importante y rápido de peso en los pacientes, hasta 9kg en 1 mes, llegando a conseguir una reducción del 40% de la masa grasa total inicial presente en el organismo. Además, la pérdida de peso con este método tiene una mayor especificidad por la grasa visceral, pues los pacientes en estudio lograron una pérdida del 56% de la grasa visceral inicial. Una cifra muy alentadora y de repercusiones muy positivas en la salud de los pacientes, si tenemos en cuenta la implicación directa de esta grasa localizada en el abdomen con otras complicaciones cardiometabólicas.
Por otra parte, demostró que la masa muscular esquelética se mantuvo a lo largo del tiempo y no se vio afectada por esa reducción importante de peso. Como consecuencia, se evidencioì un mantenimiento de la fuerza de los sujetos medida por dinamómetro manual, e incluso un ligero aumento de la fuerza prensil, respecto al inicial, durante la etapa de cetosis, lo que podría interpretarse como un aumento en la funcionalidad de estos individuos.
“Como médico, creo firmemente en este cambio de paradigma que debe sufrir el abordaje profesional del sobrepeso y la obesidad en todas sus vertientes posibles, pues solo a través de tratamientos que nos permitan reducir específicamente la grasa y preservar la masa muscular conseguiremos resultados duraderos”, comenta el Dr. Ignacio Sajoux, Chief of Scientific Department de PronoKal Group.

Redacción
Acerca de Redacción 6904 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta