Nuevo marsupio de Chicco, ergonómico, evolutivo y con múltiples posiciones

Llevar al bebé en un marsupio o mochila portabebés tiene múltiples beneficios y es muy positivo para padres y bebés. Durante los primeros días, el contacto físico con el bebé es vital y ayuda a crear un vínculo entre ambos. El bebé se siente más seguro y protegido, llora menos, duerme mejor y se reducen los cólicos. Además, facilita la lactancia materna y ofrece algo muy importante: libertad de movimiento a los padres y la tranquilidad de saber que el pequeño está ahí en todo momento.

Myamaki es el nuevo marsupio de Chicco ergonómico, evolutivo y con múltiples posiciones. Muy confortable, se adapta de manera natural al crecimiento fisiológico del bebé, acompañándolo desde el nacimiento hasta los 15 kg.

Reconocido como producto saludable para la cadera del bebé por el IHDI (Instituto Internacional de Displasia de Cadera), Myamaki es ergonómico y seguro para la espalda y la cadera del bebé, su espacioso asiento y su diseño garantizan la correcta posición de las piernas en “M” y de la espalda en forma de “C”.

Además, está diseñado para garantizar el máximo confort para los padres gracias a sus arneses (hombros y abdominal) acolchados, que garantizan una correcta distribución del peso del bebé en la espalda de los padres.

Myamaki permite llevar al bebé en múltiples posiciones para acompañarle en su crecimiento paso a paso. Desde la posición de mayor vínculo con los padres, hasta la que permite al bebé tener contacto con el mundo que le rodea.

Myamaki incluye un práctico reductor multifunción que envuelve al bebé, manteniendo su posición fetal. Además, incluye una capucha protectora plegable que puede utilizarse como parasol para proteger al bebé o cuando necesite descansar.

Marisa Sardina
Acerca de Marisa Sardina 119 Articles
Redactora y Responsable de cierre de edición de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta