Navidad sin excesos

Siete claves para superar las copiosas comidas navideñas sin perder la línea

Durante estos días acostumbramos a comer y beber más de lo debido, haciendo que cambien nuestros hábitos alimentarios y cometiendo algunos excesos. Por eso es importante saber elegir lo más conveniente para evitar coger unos kilos de más y seguir llevando un estilo saludable. A continuación te ofrecemos algunos trucos para que este año no cometas excesos y sepas cómo afrontar las comidas sin pasarte:

 

  1. Hacer todas las comidas. Lo habitual son cinco comidas diarias, y es importante no saltarse ninguna. Importante esos dos momentos de media mañana y la merienda, que evitarán que llegues hambriento a las comidas importantes. Esto no significa que los picoteos sean correctos, debes evitarlos.
  2. Hacer un menú. Esto te permitirá evitar repetir comidas y confeccionar platos saludables pero atractivos, incluyendo ingredientes que no sueles consumir durante el resto del año, aunque deben incluir los nutrientes esenciales. También te ayudará a no exceder las cantidades a servir.
  3. Comer de todo sí, pero moderadamente. Puedes comer de todo, pero debes procurar comer despacio y cantidades moderadas, para no terminar saturados y con sensación de pesadez. Te ayudará a conseguirlo hacer todas las comidas del día y no llegar con hambre. Especial cuidado debemos tener con el consumo de sal y moderar el de mariscos.
  4. Limitar los dulces. Aunque no tienes porqué suprimirlos de tu dieta navideña, sí que debes limitar su consumo. Es mejor que selecciones lo que quieres comer y disfrutar sin consecuencias posteriores. Como postres lo más recomendable es la fruta natural o asada, gelatinas o sorbetes naturales.
  5. Menos alcohol. El consumo de alcohol no es necesario en ningún caso y aporta más males que posibles beneficios, por lo que si vas a consumirlo que sea con moderación.
  6. Mejor el agua. Es recomendable beber agua durante las comidas, evitando con ello no sólo el alcohol, sino las bebidas azucaradas o carbonatadas.
  7. No todos los días son fiesta. Debes mantener una alimentación normal los días que no sean festivos, evitando comerte las sobras de las fiestas. Tampoco debes saltarte comidas para compensar algún exceso, lo recomendable es mantener todas las comidas, incluyendo frutas y verduras en ellas.
  8. No olvides el ejercicio. Siempre es recomendable la práctica de ejercicio moderado diariamente o practicar algún deporte de forma regular (tres o cuatro días a la semana). Y en Navidad no cambia esta recomendación, debes procurar mantener las sanas costumbres, porque son precisamente las que te permiten absorber pequeños excesos.

 

Preparar el menú

A continuación te ofrecemos algunos consejos para realizar un menú tipo de cualquier comida navideña:

  • Si pones entrantes, mejor el jamón ibérico que otros embutidos. También puedes hacer canapés que incluyan verduras y olvidarte de los fritos.
  • Podemos empezar por una buena ensalada, o que sea el acompañamiento general del plato principal.
  • Las cremas o purés también son una buena opción para arrancar la comida o servir después de la ensalada. Procura no espesar con mantequilla o nata, en su caso es mejor el caldo de verdura o pollo, la leche desnatada o yogur natural. Si se requiere un cuerpo más graso puedes utilizar unas gotas de aceite de oliva.
  • El plato principal, mejor de horno o plancha. La opción preferida es el pescado, especialmente si es para una cena. En caso de escoger una carne, elige las piezas más magras y evita los guisos con salsas. Además, la carne siempre mejor de ave que de cerdo o cordero. En caso de utilizar salsas sustituye la mantequilla o nata por leche evaporada.
  • El postre que sea preferiblemente fruta o elaborado a partir de frutas, como una macedonia, fruta asada o gelatina con frutas.
Redacción
Acerca de Redacción 6707 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta