Correr en Navidad

Correr se ha convertido en el deporte de moda y muchos lo aprovecharán en las tradicionales maratones de San Silvestre, pero cuidado, hay que estar preparados.

Correr es un deporte muy saludable que cada vez practica un mayor porcentaje de personas. El aumento de la población y las intensas jornadas de trabajo han contribuido a que la gente practique uno de los ejercicios físicos más naturales y primitivos del ser humano. Sencillo, accesible y practicable casi en cualquier momento y lugar, la práctica del running ha ido aumentando. Prueba de ello es que sólo en España se celebran más de 3.000 carreras populares al año y, ahora que llegan las Navidades, tenemos las tradicionales maratones de San Silvestre, a las que se atreven incluso nuevos corredores. Pero es importante tener presente algunas precauciones que eviten desde las pequeñas lesiones hasta consecuencias más graves por no estar habituados al deporte de forma regular. Si bien hacer ejercicio es indispensable para llevar un estilo de vida saludable, hay que entender y saber qué es lo mejor para el organismo en cualquier ámbito, también cuando corremos.

Para ayudarte a realizar una práctica segura te brindamos una serie de recomendaciones a tener presente:

  • Ten en cuenta los horarios. No es lo mismo salir a correr a las seis de la mañana que a la una del mediodía. Los niveles de tráfico varían y, por tanto, la calidad del aire y el tránsito de personas que pueden enturbiar tu concentración en la carrera también lo hace.
  • Prioriza terrenos con buena amortiguación. El asfalto es el terreno más disponible en ciudad, es llano y con pocas irregularidades. Pero por otro lado también genera un gran impacto en las articulaciones de las extremidades inferiores. Si tienes la oportunidad, es preferible alternar el uso de terrenos como la hierba o la arena de playa, las cuales cuentan con un mayor grado de amortiguación y reducen el riesgo de lesiones.
  • Elige bien el calzado. Debes tener en cuenta tu peso corporal para saber si necesitarás menor o mayor amortiguación. Un peso mayor implica un mayor impacto sobre articulaciones, con lo cual es preciso tener una mayor amortiguación del calzado. Es un proceso más complejo de lo que parece, así que si vas a un comercio especializado, déjate recomendar y valora las opciones según tu perfil de corredor.
  • Invierte en ayuda profesional. Si has tenido experiencias con lesiones anteriormente, es recomendable contar con la ayuda de profesionales de la salud, puesto que pueden proporcionarte herramientas para evitar que te lesiones en el futuro.
  • Valora tu técnica de carrera. En relación con el punto anterior, un podólogo o un entrenador pueden ayudarte a detectar los errores que cometas en la postura corporal durante la carrera, y que a largo plazo pueden desencadenar lesiones tanto a nivel muscular como articular. La prevención siempre es la mejor manera de evitar lesiones.
  • No te olvides de calentar. Los estiramientos y las movilizaciones antes concentrarse en la carrera son muy importantes. No hablamos de los tradicionales estiramientos estáticos, los cuales pueden ser contraproducentes antes de correr, sino de los dinámicos. Son aquellos donde se realizan movimientos controlados de las extremidades, de manera que aumenta la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal, además de distender los músculos. De esta manera, preparamos al cuerpo para el movimiento.
  • Contempla el uso de un complemento de preparación muscular. Tu farmacéutico puede recomendarte la mejor solución para cada caso, según tus necesidades específicas, bien sea para preparar el músculo o los ligamentos, por ejemplo, o aliviar dolencias generadas por el ejercicio.
  • Evita los días de contaminación alta. No es recomendable salir a correr cuando las autoridades adviertan que los índices de polución entran sobrepasan los límites aconsejables para la salud. Y si eres alérgico, también deberás tener en cuenta los niveles de polinización de la zona por donde vayas a correr.
  • ¡No lo abandones! Y no hablamos de correr, sino de cualquier tipo de actividad física en general. Es muy importante mantener la actividad física con un mínimo de 30 a 60 minutos al día caminando a intensidad moderada/intensa.
Redacción
Acerca de Redacción 7027 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta