Lavados nasales contra la gripe

Aliviar la congestión nasal es uno de los principales objetivos a la hora de combatir la gripe

Uno de los síntomas de la gripe es la fuerte congestión nasal, provocada por una excesiva secreción de mocos. También los catarros y otras afecciones estacionales como la alergia al polen pueden producirla. El moco es una sustancia viscosa de origen biológico que en condiciones normales supone la primera barrera de defensa del organismo, ya que atrapa y expulsa pequeña pequeñas partículas externas. La mucosidad se encuentra en continuo movimiento, producido por los cilios (microbellosidades) de las células epiteliales, que impulsan la mucosidad en forma ascendente hacia la parte más exterior, para ser finalmente expectorada fuera del organismo, eliminando con ello los residuos. Pero cuando tenemos gripe o cualquier otro estado de los mencionados anteriormente, producimos una gran cantidad de mocos que no somos capaces de eliminar normalmente. Esta es una de las razones de que en estados gripales sea recomendable beber mucho líquido, así como hacer gárgaras de agua caliente con limón y miel, o vahos de eucalipto, por ejemplo. Pero uno de los alivios más eficaces que podemos compaginar es el lavado nasal, que, entre otras cosas, nos ayudará a evitar el riesgo de sinusitis.

Los lavados deben realizarse con soluciones salinas o preparados con agua de mar, ayudando a limpiar los conductos nasales, eliminando todo tipo de residuos producidos por la gripe; incluso polvo o polen, según el caso. Pero además de limpiar, los lavados ayudarán a eliminar los mocos y añadir humectación, facilitando la respiración y nuestra propia recuperación.

Aunque las soluciones salinas son inocuas, siempre es recomendable preguntar a un profesional sanitario antes de tomar ninguna decisión. En estos casos, nuestro farmacéutico vuelve a ser de gran ayuda a la hora de combatir estados gripales y aliviar la congestión nasal. Él nos puede dar las recomendaciones necesarias para realizar el lavado nasal, si bien siempre es recomendable escoger un producto adaptado a tal fin, de manera que haga innecesario utilizar complementos.

 

Cómo realizarlo

Para realizar correctamente el lavado nasal es ideal que alguien le ayude, especialmente si se tiene que realizar en niños. No obstante, los siguientes pasos son válidos tenga ayuda o no:

  • Con la posición más cómoda posible, coloque la cabeza sobre el lavabo e inclínela hacia la izquierda, respirando por la boca.
  • Vierta la solución suavemente o presione el dispositivo para hacerla llegar a su fosa nasal derecha. El agua debe salir de su fosa nasal izquierda.
  • Ajuste la posición de la cabeza para evitar que la solución se dirija a su garganta o a sus oídos.
  • Suministre dos veces el líquido y repita la operación con el otro lado, cambiando la posición de la cabeza, esta vez inclinándose hacia la derecha.
  • Una vez haya terminado deberá notar alivio de presión en sus fosas nasales. Suénese suavemente para retirar el agua y mocos restantes.

 

Cuando la congestión nasal es provocada por estados gripales o rinitis alérgica, es muy común tratarse con medicamentos que se suministran por vía nasal. En estos casos, lo recomendable es realizar el lavado nasal antes, y no después, de aplicar el medicamento, favoreciendo con ello su absorción.

 


Agua de mar

El agua de mar es el mejor remedio para aliviar la congestión nasal por sus propiedades naturales, de ahí que las soluciones para este fin tengan una composición similar, cuando no directamente usan agua de mar pura. El motivo es que el agua de mar es un nutriente que contiene, desde carbohidratos, grasas y proteínas hasta hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, manganeso, sodio, potasio, calcio y un sinfín de elementos más. Esta compleja composición le confiere numerosas propiedades: bactericida y antibiótica, antialérgica, rehidratación, regeneración celular, analgésica y antiinflamatoria; que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la gripe. Además, sus cualidades también nos ayudan a eliminar más eficazmente la mucosidad excesiva al licuarlo eficazmente, ejerciendo un poderoso mecanismo de arrastre.

Redacción
Acerca de Redacción 7459 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply