En vacaciones, viaja seguro

La conocida como diarrea del viajero es una de los riesgos para la salud más comunes en vacaciones, no descuides tu flora intestinal y evítala.

Nuestras vacaciones pueden convertirse en un suplicio si no mantenemos unos cuidados básicos saludables, especialmente cuando viajamos por el extranjero, donde el problema más común es la conocida como diarrea del viajero. Las personas que venimos de occidente, donde existen unas altas condiciones higiénico sanitarias, se vuelven en nuestra contra cuando visitamos países con peores condiciones. En estos casos, el 40% de los turistas suelen experimentar la diarrea del viajero, que si bien no es una dolencia grave, sí que puede estropearnos las vacaciones.

¿Qué es?
Tenemos diarrea del viajero cuando padecemos deposiciones sueltas cuatro o más veces en un día, o tres en un período de ocho horas si se acompaña de náuseas, vómitos, calambres o dolores abdominales, fiebre o dolor al defecar.

¿Cómo se contrae?
En la mayor parte de los casos se produce por una infección de origen bacteriano, y en menor medida de origen vírico. Dicha infección se contrae normalmente a través del consumo de agua o alimentos contaminados en países con deficientes condiciones higiénico sanitarias, que provocan un desequilibrio de nuestra flora intestinal y, con ella, los problemas digestivos como la diarrera.
Los habitantes de dichos países suelen estar habituados y por ello no se ven afectados, al contrario de los visitantes que provenimos de países con mayor nivel de higiene y control sobre los alimentos.

¿Cuáles son los países de riesgo?
La Asociación de Médicos de Sanidad Exterior (AMSE) divide el riesgo en tres niveles por países:

  • Las áreasde alto riesgo incluyenla mayor parte de Asia, el Oriente Medio, África, México, América Central y América del Sur.
  • Los paísesde riesgo intermedioson los de Europa del Este, África del Sur, y algunas de las islas del Caribe.
  • Los paísesde bajo riesgoson: Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón y países de Europa septentrional y occidental.

¿Cómo podemos combatirla?
La diarrea del viajero supone un riesgo porque nuestro organismo no está acostumbrado a las condiciones higiénico sanitarias de los países que visitamos. Por ello, debemos procurar mantener el equilibrio de nuestra flora intestinal, ayudándonos a evitar las molestias digestivas. Para ello, tenemos que incluir en la dieta el consumo de prebióticos, un tipo de fibra que estimula la actividad y el crecimiento de las bacterias beneficiosas, así como probióticos, que ejercen importantes efectos fisiológicos en la salud del organismo. Los probióticos son microorganismos vivos que una vez ingeridos llegan íntegros al intestino y pueden ser útiles porque se adhieren a la mucosa intestinal, mejorando el sistema inmune y reploblando la flora intestinal. Algunos estudios han demostrado que podrían prevenir las diarreas del viajero, sobre todo aquellas producidas por virus, y que son mucho más efectivos cuando se inicia el tratamiento de forma precoz.

 


Recomendaciones para prevenir la diarrea del viajero

  • Consume sólo líquidos que estén embotellados.
  • Ojo al lavarse los dientes o usar hielo en las bebidas, recuerda que no debes utilizar el agua del grifo.
  • No comas frutas ni verduras crudas, pélalas o lávalas bien con agua embotellada.
  • No comas tampoco otros alimentos que no estén bien cocinados, como carnes o marisco.
  • Lávate las manos o usa geles con alcohol antes de comer.
  • Utiliza sólo cubiertos, vasos o platos que estén bien limpios.
  • No compres alimentos en puestos callejeros o restaurantes que no te garanticen las condiciones higiénicas.
  • Cuidado con los más pequeños, procura que no estén por el suelo o se lleven las manos a la boca. En los bebés procura limpiar sus manos de forma regular y que no manipulen objetos que no estén esterilizados.
Acerca de Redacción 7777 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*