La importancia de la correcta nutrición

amamantandoLa Organización Mundial de la Salud recomienda la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida y continuarla junto con alimentación complementaria hasta los dos años de edad. “Este período es crucial para el crecimiento y el desarrollo del niño y repercute claramente en el estado de salud futuro del adulto”, apunta el doctor José Maldonado Lozano, de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del Hospital Materno-Infantil Virgen de las Nieves Complejo Hospitalario Universitario de Granada. En este sentido, lograr un adecuado aporte nutricional acorde con las necesidades específicas en la infancia es clave para garantizar el correcto crecimiento ya que, tal y como se ha puesto de manifiesto en el III Curso de Avances en Nutrición Pediátrica de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), las carencias de nutrientes críticos en esta etapa, como el Hierro, la Vitamina D o los ácidos grasos Omega-3, pueden afectar negativamente al correcto desarrollo del niño. Los expertos pediatras han debatido acerca de todos estos temas, incluyendo la intolerancia a la lactosa, un trastorno que aparece de forma autolimitada como consecuencia de una lesión intestinal o por causas genéticas.

Además, tal y como indicó el doctor Jaime Dalmau, jefe de la Unidad de Nutrición y Metabolopatías del Hospital La Fe de Valencia, “algunos nutrientes tales como el Hierro, vitamina D o los ácidos grasos poliinsaturados Omega-3, juegan un papel especialmente relevante en la etapa infantil, al intervenir directamente en el desarrollo de las funciones de tipo motor y cognitivo, así como en la agudeza visual”. Por esta razón, tal y como indicó el experto, “en el caso de la vitamina D, es fundamental que las ingestas en los primeros años de vida sean las apropiadas, puesto que la carencia de este nutriente influye directamente en la salud futura del menor. Además, dado el rol fundamental del Omega-3 DHA en el desarrollo del cerebro y la retina, los más pequeños deben ingerir al menos 100 miligramos al día de este nutriente”.

José Henríquez
Acerca de José Henríquez 239 Articles
Director de Vive Saludable y la revista Estar Vital. También es director de información del Grupo TPI, empresa editora de ViveSaludable.es.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta