Britax presenta una nueva tecnología para proteger a los niños en los elevadores de seguridad

A los niños les encanta moverse en el asiento del coche. Por ello, Britax, especialista en seguridad en el automóvil, presenta SecureGuard, un complemento del cinturón de seguridad que reduce las fuerzas abdominales en caso de colisión.

Cada viaje en el coche es una aventura para el niño, pero en un elevador el tramo abdominal del cinturón de seguridad para adulto suele ascender hasta quedar sobre su barriga debido al movimiento. En un estudio se demuestra que los niños que viajan en un elevador de seguridad de respaldo alto pasan encorvados unos 20 minutos cada hora, confirmando estudios anteriores que ya advertían que los niños no siempre se sientan derechos en el coche.

En caso de sufrir un accidente, las colisiones frontales son las más comunes, y un cinturón de seguridad mal ajustado en un asiento elevador hace que el abdomen sea mucho más vulnerable. De hecho, las lesiones abdominales producidas en colisiones frontales representan el 30% de los daños en niños que usan un elevador de seguridad.

SecureGuard: el cinturón de seguridad de cuatro puntos de anclaje

Con el objetivo de mejorar la protección del abdomen del niño al ir sobre un elevador, el especialista en seguridad en el automóvil Britax ha desarrollado una solución para prevenir que el tramo ventral del cinturón ascienda durante el viaje.

SecureGuard es una pieza que sujeta con facilidad el cinturón de seguridad existente convirtiéndolo en un cinturón de cuatro puntos de anclaje que garantiza que el tramo abdominal permanezca en la posición óptima sobre la pelvis, por mucho que el niño se mueva en el asiento.

Es la primera vez que esta tecnología se utiliza en Europa. El lanzamiento se produce antes de que se apruebe la normativa R129 para toda la UE, que está en fase de desarrollo y cuya entrada en vigor está prevista en los próximos dos o tres años.

Los crash-tests efectuados indican que esta tecnología reduce las fuerzas sobre el abdomen hasta en un 35% en comparación con los elevadores sin SecureGuard, manteniendo así al niño en la posición más segura en su asiento al tiempo que le da libertad de movimiento.

En palabras de Paul Gustavsson, CEO de Britax Childcare: “Cualquiera que haya viajado con un niño sabe que les encanta moverse en el asiento, y la principal preocupación de los padres es su seguridad. Esta innovadora tecnología ha demostrado ser capaz de mantener a los niños en una posición segura en el asiento elevador, por lo que nos enorgullece enormemente ponerla al alcance de todos los padres de Europa”.

SecureGuard estará disponible desde principios de septiembre en cuatro de los modelos de sillas y elevadores de coche más populares de Britax: la gama Kidfix II XP y la gama Advansafix II.

Acerca de Redacción 7845 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.