“Rodeándome de la gente a la que quiero y que me quiere. Ese es el mejor combustible que conozco”

Entrevista a la presentadora y periodista Mónica Carrillo

© Antena 3.
© Antena 3.

La presentadora y periodista Mónica Carrillo nos sorprende con su primera novela “La luz de Candela” que reflexiona sobre la dependencia emocional y aquellas relaciones que nos impiden avanzar.

Comenzó escribiendo pequeñas historias que llegaban al corazón de los internautas, a través de Twitter regalaba palabras que provocaban curiosidad. Sus ganas de indagar y de profundizar le llevaron a crear a la protagonista de su novela Candela, que solo le da alegrías desde que vio la luz, con tres ediciones en la primera semana. Hoy Mónica Carrillo no solo se cuela por la noche en los hogares para contarnos, de mano de Matías Prats, las noticias, sino que nos alumbra también con “La luz de Candela”.

¿La Luz de Candela, tu primera novela, de dónde surge la idea y por qué?
Lo más curioso es que no fue algo planeado, fue una sorpresa y eso también ha hecho que sea algo muy especial para mí. Yo llevaba unos meses escribiendo microcuentos en Twitter y me sugirieron la idea de atreverme con una novela. Asumí el reto y me puse a escribir algo más largo de esos 140 caracteres. Y así nació Candela.

¿Cómo ha sido el proceso creativo? ¿A qué te has tenido que enfrentar a la hora de escribirla?
Me ha gustado muchísimo el proceso. Desde que me dije “sí, voy a escribir una novela” hasta llenar el folio en blanco con todos los personajes y hacerlos vivir una historia. Y ahora queda la mejor parte: la de compartirlo con el público. Espero que “La Luz de Candela” les entusiasme tanto como a mí.

Si tuvieras que elegir: ¿escritora o periodista?
Soy una enamorada de las palabras y de la comunicación. En ese sentido creo que las dos facetas son complementarias y enriquecedoras. Los periodistas somos personas a las que nos gusta escribir y contar historias. Y, en este caso concreto, a mí me ha encantado descubrirme en esta vertiente más literaria que me apasiona.

¿Hay partes de ti en esta novela? ¿qué hay de Mónica en Candela, y de Candela en Mónica?
La novela está escrita por mí, así que imagino que en mi estilo se destilan detalles de mi sensibilidad o mi sentido del humor. He querido reflejar en Candela un universo femenino en el que muchas mujeres pueden verse reflejadas en algún momento de sus vidas.

¿La luz de Candela es una historia de Amor con mayúsculas o desamor con minúsculas? ¿cómo la definirías?
Para Candela es una historia de amor con mayúsculas que irremediablemente la lleva a un desamor mayúsculo. Desde fuera, invito al lector a que analice si lo que viven Manuel y Candela es una historia de amor, de pasión o de otro tipo de emociones.

Nos muestras a una mujer independiente en todas las facetas de su vida y, en cambio, en el amor es dependiente y adictiva a una relación insana, ¿por qué has querido indagar en este tipo de relaciones? ¿no estamos exentas?
Nadie está exento de nada en la vida. La protagonista de la novela se enfrenta a una gran decepción sentimental que le sobrepasa emocionalmente. “La luz de Candela” cuenta el proceso de una mujer que tiene que madurar y aprender a conocerse mejor para poder salvarse. Me interesaba explorar no tanto en las relaciones dependientes sino en las emociones que llevan aparejadas.

¿Crees que esta novela puede ayudar a muchas mujeres que cuando se encuentren con un hombre como Manuel salgan corriendo en vez de quedarse?
Mi intención es conseguir emocionar al lector, tanto a hombres como a mujeres. Si consigo eso me daré por satisfecha. Me gustaría que cada uno saque sus propias conclusiones y haga suya la historia. No hay vencedores ni vencidos. “La luz de Candela” es como la vida: un cúmulo de situaciones y emociones que a veces nos cuesta gestionar.

¿Los personajes que rodean a Candela son los que conforman su luz?
La luz es una metáfora constante en la novela. Por un lado, es ese destello al que irremediablemente te acercas aunque sea cegador. Pero la luz también es abrir los ojos y volver a ver con claridad una vez que pasó la tormenta. En ese proceso, por supuesto, los pilares fundamentales son los personajes que rodean a Candela. Ellos son los que poco a poco van consiguiendo iluminar nuevamente su camino.

 ¿Crees que tenemos que tener luz propia para poder brillar?
Si entendemos esa luz propia como paz y equilibrio con uno mismo desde luego que sí. Uno de los microcuentos que aparecen en la novela dice “Olvidé que para quererte bien tenía que enamorarme de mí antes”. Esa es la base de todo. Los cimientos con uno mismo deben ser sólidos para que no se desmoronen después.

Eres muy activa en las redes sociales y las salpicas con tus microcuentos y poemas, ¿por qué has querido incluirlos en la novela?
Creí que era importante que figuraran porque los microcuentos fueron el germen de la novela. De ahí surgió todo. Si no hubiera lanzado esas mini historias en Twitter, quizá ahora mismo no estaríamos hablando de “La Luz de Candela”.

 ¿Hay que temer a Twitter o alabarlo? ¿respeto o simpatía?
Creo que Twitter es un foro de discusión abierto y, como tal, es enriquecedor. Las redes nos dan la oportunidad de compartir ideas, expresar opinión y estar en contacto con mucha gente y esto siempre suma.

© Antena 3.
© Antena 3.

Cómo convive Mónica Carrillo con las redes sociales.
Debo confesar que Twitter me divierte muchísimo. Además de permitirme estar conectada con la información y con personas interesantes, me ha abierto una ventana al humor que me entusiasma. Creo que una de las virtudes de los españoles es nuestra capacidad de reírnos de nosotros mismos y de sacarle punta a cualquier cosa con altas dosis de ingenio y comentarios brillantes.

El desamor, una de esas piedras con la que tropiezas más de una vez, ¿enseña o desalienta?
En el caso de Candela el desamor la hace crecer como persona porque consigue madurar emocionalmente.

¿El hecho de tener que estar ante la cámara a diario te obliga a tener siempre una buena presencia? ¿cómo lo consigues?
Intento comer sano y hacer algo de deporte, pero no siempre consigo ni una cosa ni la otra.

¿El buen aspecto físico en esta profesión se le exige más a una mujer que a un hombre?
Creo que en televisión la imagen es importante y a todos se nos exige mucho. No sabría cuantificarlo en el caso de las mujeres. El día que no nos hagamos esta pregunta será un  gran día para todas nosotras.

Creo que te encanta comer, ¿te preocupa el peso? ¿qué haces para no engordar?
Sí, disfruto mucho comiendo. Me encantan la paella, el cocido y las lentejas de mi madre. ¡También el chocolate! Sucumbo a la tentación varias veces al día.

¿Te gusta hacer deporte? ¿Cuáles sueles practicar?
Me gusta nadar y salgo a correr un par de veces por semana. Prefiero hacerlo a la orilla del mar, pero en Madrid esta opción es más complicada.

Como sabes Estar Vital es una revista que cuida el bienestar  de sus lectoras, ¿cómo cuidas el tuyo, el físico y el emocional?
El bienestar físico, como dije antes, tratando de llevar una vida saludable, y el emocional rodeándome de la gente a la que quiero y que me quiere. Ese es el mejor combustible que conozco. Y es diesel. Da mucho de sí y consume poco.

¿Es importante para ti el contacto con la naturaleza? ¿cómo lo buscas?
Necesito escaparme a la playa cada cierto tiempo. Soy de Elche, nací en el Mediterráneo y soy una apasionada del mar. Es mi escenario natural favorito.

El compartir las noticias con un veterano profesional como Matías Prats te da seguridad, o te impone respeto?
Ambas cosas. Matías aporta seguridad porque gracias a su experiencia sabes que puedes salir de cualquier situación complicada. Respeto mucho esa faceta de mi compañero. Dar las noticias es una gran responsabilidad y un privilegio y, en ese sentido, me gusta crecer profesionalmente cada día.

¿A dónde sueles escapar para evadirte de las noticias, las malas noticias?
Mi casa es mi rincón de paz. Me encanta tumbarme al sol y desconectar de la realidad que se impone tozuda cada día.

¿Cuál es tu proyecto de futuro, o cuál te gustaría que fuera?
Me gustaría tener una larga carrera en el periodismo y seguir emprendiendo proyectos nuevos. Mi objetivo es no perder nunca la curiosidad, seguir aprendiendo y disfrutando cada día del mismo modo que lo hago en la actualidad.

Acerca de Teresa Ortega 42 Articles
Teresa Ortega es colaboradora de la revista Estar Vital, editada también por el Grupo TPI, entrevistando los personajes de portada de la revista, que también replicamos en Vivesaludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*