«Las cremas solares también tienen fecha de caducidad»

Entrevista con la Dra. María Jesús Pascual, pediatra del Hospital Nisa Pardo de Aravaca

Dra. María Jesús Pascual, pediatra del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.
Dra. María Jesús Pascual, pediatra del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

El verano exige cuidados especiales con la salud de los niños, pues estos son muy delicados a la hora de enfrentarse a los peligros del verano. La Dra. María Jesús Pascual, pediatra del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, ofrece algunos consejos prácticos para conciliar sus momentos de diversión y el mantenimiento óptimo de su estado de salud.

¿Cuál es la dieta recomendada para los más pequeños en verano?
Lo ideal es seguir una dieta variada y equilibrada, menos rica en grasas y basada en hidratos de carbono complejos, fibra, vitaminas y minerales. Hay que tener también en cuenta el proporcionar un mayor aporte de líquidos al niño y el optar por comidas más frecuentes y menos copiosas.

¿Qué recomienda para una correcta hidratación?
Una correcta hidratación es imprescindible en todos los casos, tanto en adultos como en niños. Lo fundamental es ofrecerles abundantes líquidos: agua, zumos, horchatas, batidos, y granizados de frutas naturales. Asimismo los helados se presentan en verano como una solución para los malos comedores. Se recomienda la lactancia materna a demanda en los recién nacidos para evitar la deshidratación.

¿Cuáles son los cuidados que debemos prestar con el sol?
Teniendo en cuenta que las quemaduras en la infancia predisponen al cáncer de piel (especialmente en menores de 3 años) y que la radiación UV tiene efectos acumulativos, hay que extremar las medidas de precaución en los más pequeños. En la playa o la piscina, debe permanecer en la sombra y preferiblemente vestido con ropita ligera de colores claros y  tejidos naturales, como el algodón, que cubra la mayor parte del cuerpo.

¿Debemos de utilizar cremas protectoras?
Los protectores solares antes de los seis meses no se recomiendan porque le puede provocar irritaciones y alergias. En bebés son más adecuados los filtros físicos (camisetas, gorros, pañuelos, gafas, sombrillas, toldos…) y toda aquella barrera que se interponga eficazmente entre los rayos ultravioleta y su delicada piel. Además, al llevarse las manos a la boca pueden ingerir el producto.

¿A partir de los seis meses, entonces, qué cremas debemos elegir?
Cremas o lociones con filtro solar y amplio espectro UVA y UVB e incluso IR (sensación de calor), que sean resistentes al agua. Se puede optar por filtros físicos o químicos con factor protector mínimo de 15 aunque lo más recomendable es a partir de 30. Se deben aplicar cada dos horas. Aplicar la crema en zonas olvidadas como labios, nariz, pabellones auriculares, cuello, dorso de pie. Utilizarla también en días nublados y en la sombra (agua, nieve, tierra, cemento reflejan más).

¿Cuándo debemos aplicar la crema?
La fotoprotección no debe ser reservada solo para cuando se toma el sol, sino para cualquier actividad que se realice al aire libre, especialmente en los niños. Cuando se use crema solar hay que procurar que sea resistente al agua, extenderla una media hora antes de acudir al lugar soleado, y renovarla después de cada baño y/o cada 2-3 horas.

¿Caducan las cremas solares?
Sí,  las cremas solares también tienen fecha de caducidad en el envase. Además, una vez abierto este, el producto se oxida y el filtro va perdiendo eficacia. Sobrepasada la fecha, es probable que la protección no sea tan eficaz. Si se observa que los ingredientes están ‘separados’ (aceite por un lado y agua por otro), compactados o cuarteados, hay que desechar el producto.

¿Qué debemos hacer en caso de quemaduras solares?
Es importante en este caso aumentar la ingesta de líquidos; duchas de agua fría; utilizar un jabón suave, neutro o hipoalergénico, así como la administración de ibuprofeno o antihistamínico.

¿Cómo debemos proteger sus ojos?
El agua y la arena reflejan la radiación ultravioleta, de manera que es importante proteger la piel y los ojos del pequeño. Además, de esta forma, se previene el desarrollo precoz de cataratas. Se recomienda optar por gafas con lentes homologadas, con protección 99% frente a UV, y que cumplan la normativa vigente en la Unión Europea.

¿Qué recomendaciones hay que tener en cuenta respecto al baño?
Mantenerle vigilado y cerca de él aunque tenga flotador, porque si se pone boca abajo puede ahogarse en pocos centímetros. Es importante enseñar a nadar al bebé lo antes posible, pero seguirle vigilando, así como el vallado de piscinas. Los socorristas, además, siempre deben saber reanimación cardiopulmonar(RCP).

¿Qué es el síncope de hidrocución?
Se trata del mal llamado corte de digestión. Es más acusado en niños y se produce por una alteración brusca de los reflejos al contacto con el agua, pudiendo provocar una pérdida de conocimiento o una parada cardiaca. Se recomienda, por tanto, evitar el baño después de las comidas. Es conveniente entrar poco a poco en el agua para que el cuerpo se adapte de manera progresiva a los cambios de temperatura.

Marisa Sardina
Acerca de Marisa Sardina 160 Articles
Redactora y Responsable de cierre de edición de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply