Recuperar la figura tras el embarazo

 

Side profile of a female doctor giving a bottle of pills to a pregnant woman

Un tercio de las mujeres embarazadas con un IMC normal desarrolla sobrepeso u obesidad doce meses después del parto. Algo que se puede evitar con una alimentación adecuada y tratamientos estéticos.
Una alimentación sana combinada con tratamientos estéticos son claves para recuperar la figura tras el embarazo, según indica la doctora Maxi Almonte, médico estético de CRES (Clínicas de Recuperación del Estado Saludable). “Durante los meses de gestación, el cuerpo experimenta un gran cambio y para volver a lucir la figura previa es muy importante seguir una dieta personalizada así como realizar tratamientos específicos para cada caso. Por ello, el primer objetivo en el postparto es controlar el peso y seguir una dieta bajo supervisión médica”, explica la especialista. Para la doctora Almonete, hay que tratar cada caso en detalle, por ello el equipo médico de CRES realiza una valoración previa al inicio del tratamiento postparto.

“Es necesario el seguimiento de un programa nutricional basado en la nutrigenómica, que es la ciencia que estudia cómo la nutrición afecta a los genes y permite saber cómo se digieren y metabolizan los alimentos. Así, se podrá hacer un tratamiento de control y pérdida de peso personalizado e individualizado a cada mujer para conseguir perder los kilos ganados en el embarazo”, recalca la doctora.

De hecho, los kilos de más que no se eliminan en el postparto se convierten en un factor de riesgo para desarrollar sobrepeso u obesidad, incluso en mujeres con un peso normal antes del embarazo. Así, lo asegura un estudio estadounidense publicado en la revista Obstetrics and Ginecology. Este trabajo revela que un tercio de las mujeres de la muestra analizada que se quedaron embarazadas con un índice de masa corporal (IMC) normal desarrolla sobrepeso u obesidad doce meses después del parto.
Por otra parte, durante el embarazo se sufre una mayor retención de líquidos, que provoca celulitis y acumulación de grasa. También, la piel se queda flácida tras el parto.

“La flacidez es una característica de la pérdida de tensión cutánea. El aumento progresivo del tamaño de la barriga conlleva una distensión tanto de la piel como de la musculatura abdominal. Se produce un exceso de piel  a nivel abdominal, una deformación del ombligo y debilidad de los músculos abdominales. Por ello, se puede seguir un tratamiento de radiofrecuencia corporal combinado con bioestimulación. La radiofrecuencia es una alternativa a la cirugía para acabar con la flacidez, consiste en brindar calor a la capa intermedia de la piel y reactivar el colágeno ubicado en la capa interna de la misma”, explica esta especialista. Además, la doctora precisa que la bioestimulación autóloga permite “aumentar el grosor de la piel, recuperar su elasticidad y mejorar la circulación. Para ello se realizan infiltraciones de plasma rico en plaquetas (PRP) en la zona a tratar”.

Otros tratamientos recomendados por la doctora Almonte para combatir la celulitis son la dermoplastia y la mesoterapia corporal. Con la dermoplastia se fracciona la acumulación del tejido graso en las zonas corporales donde más se concentra a través de disparos. Mientras que con la mesoterapia se administran múltiples micro inyecciones intradérmicas en zonas del cuerpo para disolver la grasa acumulada, mejorar la circulación sanguínea y linfática, lo que propicia la eliminación del exceso de líquidos y toxinas. “Son dos técnicas que ayudan a remodelar la silueta y permiten acabar con la retención de líquidos y la piel de naranja”, apunta esta especialista.

Melasma y calidad de vida
Otra de las consecuencias del embarazo es la aparición de manchas faciales o melasma, que aparecen casi en la mitad de los casos durante la gestación y que provocan un empeoramiento de la calidad de vida. Así, lo afirma un estudio publicado en la revista de la Sociedad Brasileña de Dermatología que asegura que un 94% de las mujeres se sienten molestas, un 64%, avergonzadas y un 52%, deprimidas por el aspecto de su piel, mientras que un 78% no se ven atractivas. “Estas manchas se intensifican al exponerse al sol. Para eliminarlas se emplean una gran variedad de peeling químicos y tratamientos despigmentantes para seleccionar el que más se ajuste a las necesidades de cada paciente”, comenta la doctora Almonte.
Además, las estrías tienen un importante componente genético y hormonal. “Los resultados de un tratamiento para eliminarlas van a depender del tiempo  que ha pasado desde su aparición, la forma en que aparecieron y las causas de su origen. Cuanto antes se traten, mejor. Lo habitual es realizar un peeling para activar el metabolismo en la zona e incrementar el aprovechamiento de la combinación con la técnica de infiltración de factores de crecimiento plasmáticos (PRP)”, explica esta experta.
Por último, en la recta final del embarazo suelen aparecer varices. “Una alteración en el sistema vascular afecta al retorno venoso y provoca la aparición de las denominadas arañas vasculares. La técnica más efectiva y utilizada para hacerlas desaparecer es la esclerosis de varices química, con la que se inyecta en el interior de una variz una sustancia esclerosante, la cual produce la desaparición gradual de la misma. Es muy eficaz para varices de mediano o pequeño calibre”, indica la doctora Almonte.

Redacción
Acerca de Redacción 6975 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta