Diarrea del viajero

El síndrome clínico más común asociado a la alimentación

dolor-estómagoLa diarrea del viajero es el síndrome clínico más común asociado al consumo de agua o alimentos contaminados que ocurre durante o poco después de viajar.
La diarrea del viajero afecta más frecuentemente a personas que viajan desde áreas con altos estándares de higiene a otras en las que las condiciones higiénico-sanitarias son más precarias asociado al consumo de agua y alimentos.  Puede resultar de la infección por una gran variedad de patógenos intestinales.
Generalmente no es una enfermedad grave, pero puede arruinar unas vacaciones. En el 30% de los afectados el cuadro tendrá mayor gravedad y obligará a pasar algún día en cama y una de cada cien precisará ser ingresado en un hospital. Además, el 15% mantendrá episodios diarreicos después del viaje.

Síntomas
La diarrea se define como tal cuando aparecen cuatro o más deposiciones sueltas en 24 horas, o tres o más en un periodo de 8 horas, si se acompaña de al menos de uno de los siguientes síntomas: náuseas, vómitos, calambres o dolores abdominales, fiebre, urgencia o dolor en la defecación.
La mayoría tendrán menos de 6 deposiciones al día, pero un 20% llegan hasta 20 deposiciones. La fiebre y la sangre o moco en las heces son criterios de gravedad. Suele durar unos 3-5 días, aunque en el 25% se prolonga durante una o más semanas.

Prevención

·        Alimentación: se recomienda comer los alimentos bien cocinados y preparados recientemente, evitar tomar ensaladas y verduras crudas y que las frutas tengan la piel intacta y sean peladas por el consumidor.

·        Bebida: no consumir agua sin garantías de higiene ni cubitos de hielo.

·        Medicamentos: actualmente no existe ningún medicamento comercializado en España que haya demostrado eficacia para la prevención de la diarrea.

Tratamiento
La mayoría de las diarreas se resuelven espontáneamente en unos días, con unas simples medidas básicas de tratamiento que el viajero puede aplicar por sí mismo. Si prolonga más o si es muy severa o se acompaña de fiebre alta, vómitos intensos o sangre en las heces se debe buscar atención médica, al igual que si persiste a la vuelta del viaje.

·        Reposición de líquidos (rehidratación): es la medida básica y fundamental. En la mayoría de los casos la ingesta adecuada de cualquier tipo de líquidos es suficiente, no siendo necesarias las fórmulas específicas de rehidratación. Cuando se padece una diarrea, hay que seguir tomando alimento.

·        Antidiarreicos: pueden indicarse en las diarreas leves y moderadas, pero están contraindicados en diarreas con fiebre o presencia de sangre en las heces.

·        Antibióticos: el uso de antibióticos generalmente sólo se indica en la diarrea del viajero grave.

Los probióticos pueden ser una ayuda segura y efectiva para evitar la diarrea del viajero.

 

Redacción
Acerca de Redacción 7475 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply