“Los años te aportan una serenidad y una gran consciencia de todo lo que vives”

© Estar Vital. Autor: Marcos Romaní.
© Estar Vital. Autor: Marcos Romaní.

El nuevo disco, Vía Dalma II, promete ser otro éxito arrollador como el que consiguió con Vía Dalma, cuatro discos de platino.
Sergio Dalma se encuentra en uno de los momentos más prósperos de su carrera. Con su disco Vía Dalma ha conseguido cuatro discos de platino. Ahora nos sorprende con Vía Dalma II, un nuevo repertorio de los clásicos italianos de siempre, con el que pretende llegar al corazón del público una vez más. Se confiesa amante de su trabajo y de la música, con una vocación intacta después de 22 años de carrera musical, en los que ha aprendido a disfrutar de la vida, y de cada momento que ésta le brinda.

Después de ‘Vía Dalma’ lanzas ‘Vía Dalma II’ ¿por qué una segunda parte?
Básicamente, por una demanda del público. Cuando un disco tiene tanto éxito y ves que hay muchas canciones que se han quedado fuera te llegas a plantear que puede que lo más oportuno sea hacer una segunda parte. Yo no soy muy partidario de las segundas partes pero la pauta la marca al público, y fueron tantas las canciones que se quedaron fuera que pensamos ¿porqué no una segunda parte?
En este hay un reporte algo más comercial, más contemporáneo. La gente que haya comprado el Vía Dalma I pues tendrá esa curiosidad de descubrir que hay en Vía Dalma II y seguro que les llama la atención el repertorio.

¿Qué diferencia hay entre las canciones de uno y otro disco?
Hay alguna repetición de intérprete como Umberto Tozzi, del que hemos incluido temas vitales como ‘Gloria’ y ‘Ti amo’. La premisa de ambos discos siempre ha sido elegir canciones italianas que fueran éxito en España y que, en su momento, su autor cantara en español, por lo tanto estas dos canciones eran clave. Luego hemos elegido ‘Margherita’ de Riccardo Cocciante, una canción que ya me dijeron que se echaba de menos en el primer disco y ‘El Mundo’ de Fontana, la canción italiana más universal.
Hemos querido completar el repertorio con canciones de Eros Ramazzotti o Paolo Vallessi, que son autores más contemporáneos y que la gente recuerda un poco más.

¿Cómo consigues darle tu propia personalidad a unas canciones tan reconocidas?
Es cierto es que son canciones emblemáticas y reconocibles de la música italiana, con la personalidad del intérprete, que tú tienes que resetear y llevar a tu terreno, algo que muchas veces es bastante complicado. A mí me obsesiona que suene a mí, que suene a Dalma, y creo que se ha conseguido, eso es lo bonito de este tipo de proyectos.
Con El Mundo hemos querido conservar la esencia de la versión original, aunque con un arreglo más producido con respecto al disco anterior, con más orquesta y más cuerda, pero que en ningún momento se deje de escuchar a Sergio Dalma.

Vía Dalma se ha convertido en el disco de más éxito en 2011 con cuatro discos de platino, por encima de artistas como Sabina o Alejandro Sanz, ¿uno se siente especialmente orgulloso de su trabajo cuando conoce estos datos?
Después de 22 años de carrera musical esto es algo que siempre te anima y te ayuda a seguir trabajando por el público, que al final es el que tiene la última palabra, aunque nunca lo he visto como una competencia.
Nunca me he quejado de la venta de discos que he tenido y mucho menos en los tiempos que corren, vender esto me parece un disparate. Además, se ha notado que los compradores de estos discos son verdaderos fans de las canciones y les gusta tenerlas originales.

¿Opinas que Internet es el futuro de la cultura musical o que supone un paso atrás para los artistas?
Internet ha sido un escaparate importantísimo para todos, cualquier novedad es conocida inmediatamente a través de Internet. Yo veo en el futuro una plataforma online a través de la cual tú puedes descargar tu música, donde puedas hacer tu propio disco comprando diferentes canciones. Así es como se visualiza el futuro de la música.
La industria discográfica es la que debe poner en marcha mecanismos como éstos, que supongan una atracción para el público a la hora de comprar música, para que la rueda vuelva a girar otra vez.
Aunque también pienso que ha habido una saturación. Tú antes comprabas un disco, tres, cuatro, y disfrutabas mucho de ellos. Ahora empiezas a descargar música y música, y no tienes tiempo para escucharla ni para disfrutarla como es debido.

¿Consideras estar viviendo ahora tu mejor momento musical?
Siempre he intentando ir creciendo de una forma coherente, y nunca me he quejado de las ventas, siempre me he considerado un buen vendedor de discos. En la época de ‘Bailar Pegados’ llegamos a vender 700.000 discos, lo que supone también un disparate. Yo firmaba ahora mismo por tener por delante 10 años como la última década.

¿Cómo ha evolucionado tu vida en estos años? ¿Qué cambios destacarías?
Los años te aportan una serenidad y una gran consciencia de todo lo que vives. Ahora disfruto mucho más de cada momento, disfruto más que nunca de un concierto, más que nunca de una promoción, y esto es porque he aprendido a disfrutar y a saborear todo lo que hago. Este disco, por ejemplo, no hubiera podido hacerlo al principio de mi carrera, necesitaba de una mayor madurez para poder disfrutar al máximo de cada situación.

Cuéntanos algún momento inolvidable de tu carrera
Muchos. Recuerdo especialmente la emoción con la que escuché por primera vez en la radio ‘Esa chica es mía’. Aunque el otro día escuché ‘El Mundo’ en la radio y lo cierto es que me sigue emocionando, es cuando te das cuenta de que todo el esfuerzo y el trabajo es una realidad, que empieza a ver la luz, y es una sensación incomparable.
O aquel año 1991 con Bailar pegados, un año de grandes sorpresas, el salto a otros países, a otras culturas, eso lo recuerdo con mucho cariño.
Cada disco te trae cosas nuevas y en las promociones, por ejemplo, cuando estás con la gente y te cuentan anécdotas que les ha pasado escuchando tus canciones, te das cuenta que has formado parte de muchas vidas. A veces, con un autógrafo o una sonrisa, les ves la felicidad en la cara y eso es muy reconfortante.
La fidelidad en la música es tan complicada que si alguien te para por la calle y te dice que formas parte de la historia de su familia a través de tu música, notas que todo el trabajo y el esfuerzo ya ha merecido la pena.

© Estar Vital. Autor: Marcos Romaní.
© Estar Vital. Autor: Marcos Romaní.

¿Qué sueles hacer para desconectar de todo?
Pues soy muy casero, me gusta mucho leer y me considero buen bebedor de vino, disfrutaría mucho haciendo esos tours gastronómicos con un buen vino. Todo lo que conlleva la mesa lo disfruto mucho, y más si lo comparto con la familia o los amigos, esa charla de después de comer me encanta.
También me gusta pasear por la ciudad, confieso que estoy disfrutando de Madrid más que nunca, estoy en un momento puntual de mi vida muy importante en el que me encanta disfrutar de cada momento.
Dado que la vida de los artistas suele ser muy ajetreada, ¿cómo haces para cuidarte?
Durante la gira siempre procuro dormir bastante porque me ayuda a cantar mejor, cada uno conoce su instrumento y sabe cómo cuidarlo. También procuro comer de una forma equilibrada, aunque a veces haces estragos inevitables en estas situaciones.
Al final la clave es escuchar un poco el cuerpo, él te dice lo que necesitas y muchas veces rechaza lo que en otras ocasiones te hubiera encantado.

¿Practicas algún tipo de deporte para mantenerte en forma?
Suelo ir al gimnasio, corro un poco, también practico spinning, la verdad que me gustaría hacer más del que hago porque últimamente no tengo tiempo para nada, así que procuro equilibrarlo con la dieta, comiendo de forma saludable. Aunque también hay que buscar ese momento puntual para sentarse a la mesa y disfrutar, pero siempre con moderación.
Últimamente parece que los hombres se cuidan cada vez más…
La piel no entiende de género y hay que cuidarla ya seas un hombre o una mujer.

¿Cuál es tu secreto?
La verdad que siempre me ha gustado cuidarme, mi madre me decía que de pequeño me cuidaba más que ella. Confieso que siempre he sido bastante coqueto y más con una profesión en la que trabajas cara al público. Al final de lo que se trata es de sentirse bien con uno mismo.

¿Cómo te definirías como persona?
Aprendo cada día más a disfrutar de la vida, a ser amigo de mis amigos. Quizá debería haber sido mejor relaciones públicas, no lo he compartido todo en este mundillo porque me ha parecido hipócrita y falso, pero a estas alturas ya no me corto, digo lo que pienso, aunque no siempre resulte políticamente correcto. Tengo que reconocer que me gusta como soy, hay cosas en las que intentas mejorar, porque siempre se puede mejorar, pero he luchado por ser lo que soy, y lo que eso conlleva.

¿Y cómo artista?
Me considero un trabajador nato dentro de la música, me sigo ilusionando y con la vocación intacta. Con cada proyecto intento reinventarme y empezar de cero.

Redacción
Acerca de Redacción 6975 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta