«Mi energía es estar rodeada de la gente que me quiere y me cuida»

© Bernardo Doral.
© Bernardo Doral.

La cantante Pastora Soler se muestra tal y como es en su nuevo álbum «Conóceme». Un trabajo que la consolida como artista en plena madurez y que se podrá escuchar a partir del 10 de septiembre.
Empezó desde muy jovencita cantando copla y hoy ha evolucionado a un sonido más pop, más personal, muy Pastora. Su paso por Eurovisión le dio tablas, seguridad y proyección internacional, y en ese momento se dio cuenta de que era capas de todo. Esta mujer fuerte, valiente y segura encima del escenario, es, en cambio, tímida y vulnerable fuera de él, pero nada se le resiste, porque su fuerza estriba en esta dualidad.

¿Conóceme, su nuevo trabajo, es una necesidad de darse a conocer entre sus oyentes?
Sí, nunca se deja de conocer a la persona, y menos a la artista. Siempre estás en constante aprendizaje. Yo empecé muy jovencita y en la experiencia he ido encontrándome y buscando mi sonido. Y lo que pretendo con este trabajo es invitar al público a que continúe conociéndome. Y para ello intento ser transparente.

¿Cómo es la artista y cómo es la persona?
Existe una gran diferencia. La artista es fuerte, dura y segura. Y la persona es más insegura, con las inquietudes cotidianas de la vida. Mi faceta como artista la desarrollo cuando estoy cantando y estoy en el escenario. Y el resto del tiempo soy persona.

¿Ha pretendido con este álbum ser más internacional, llegar a un mayor público, por qué?
Sí, en ese sentido hay una apuesta, y por eso he hecho un disco más pop. Quizás hasta ahora mi manera de cantar era menos pop y ahora en este disco hay un plano latino, pero también más europeo. Desde que empecé siempre he sido muy inquieta, he buscado otros sonidos y no quedarme   estancada, indagar en el centro de mí, de mi voz y ver hasta donde puedo llegar. Y este trabajo significa todo esto.

¿Cómo consigue una hacer un disco suyo cuando son otros los que escriben?
Es difícil, a veces digo que me hubiera encantado ser cantautora. Lo más laborioso a la hora de hacer un disco es elegir el repertorio, las canciones, las historias que quieres contar. Son canciones que han escrito otros, pero que las tienes que entender e interpretar como si las hubieras escrito tú. Y con este disco estoy muy contenta, porque casi todos los temas son del productor Toni Sánchez Olhson, con el que tengo una relación muy estrecha y eso hace que haya conseguido un álbum a mi medida.

Aunque en “Conóceme” se ha embarcado en la aventura de componer, “Si vuelvo a empezar”, un himno al amor, ¿qué ha supuesto esta experiencia, necesidad o curiosidad?
Necesidad. Llevo tres discos poniendo un granito de arena como compositora, siempre con respeto porque lo mío es la interpretación, pero creo que al público es algo que le gusta, porque es una manera de tener un poquito más de ti.

Ha habido un antes y un después de Eurovisión para usted, ¿por qué?
Pues sí, al margen de lo que supone como promoción, porque llegas a más personas que no te conocían, como artista y como persona ha habido un antes y un después; he ganado seguridad y he descubierto que soy capaz de enfrentarme a retos tan importantes como lo que supuso Eurovisión.

¿La música, su carrera, ha cambiado su vida, en qué sentido?
No. Mi carrera se ha ido forjando poco a poco y de forma progresiva. He cantado toda mi vida, y mi primer disco lo saqué con 14 años. He vivido todas las etapas como hay que vivirlas y siempre intentando buscar el equilibrio. Para mí cantar y mi faceta profesional han sido muy importantes, pero mi lema es que vivir es más importante. Y no me he querido perder aquellas experiencias que hacen feliz a cualquier persona.

© Bernardo Doral.
© Bernardo Doral.

Sus orígenes fueron precoces… ¿desde pequeña sabía que lo que deseaba en esta vida era cantar?
Yo era bastante insegura y tímida, y lo sigo siendo, y, sin embargo, desde pequeña, tenía muy claro cual era mi pasión y mi vocación: cantar. El escenario, el transmitir y el comunicar es algo que me hace feliz.

¿Sus raíces, sus orígenes y el hecho de que su carrera se haya forjado poco a poco le obliga tener los pies en la tierra?
Sí, por supuesto, valoras más el trabajo y lo que te ha costado llegar hasta aquí. Tienes numerosos altibajos, y todo eso te hace ser consciente de que es muy difícil mantenerse ahí, que hay que respetar muchísimo al público, que hay que trabajar duro, que no te puedes relajar y que nunca puedes dar las cosas por hecho; y todo esto solo te lo enseña la experiencia y la vida.

¿Herencia familiar o querencia propia?
Ambas cosas. Mi madre canta muy bien, su familia ha cantado siempre, y mi padre tiene faceta de artista, el compone, pinta, esculpe y ha estado muy vinculado al arte. Suelo decir que la herencia me ha venido por parte de padre.

De la copla a un sonido más comercial, ¿evolución o negocio?
Evolución. Fue una decisión personal, y fue así desde el principio, desde mi primer disco empecé a interesarme por otros tipos de música, a escuchar y a abrirme a otros sonidos. Sabía que la copla siempre la iba a cantar, pero quería buscarme a mi misma. Ha sido un proceso natural.

El amor, tema principal de este disco, motor de este trabajo, ¿tan difícil mantenerlo y tan necesario siempre, no cree?
Pues sí, quizás los peores males por los que pasamos son los de amor, y por este motivo creo que todos le cantamos al amor, y al desamor. Las personas se aferran a estas canciones y así no se sienten solas en el mundo; hay alguien que está cantando y te está diciendo justamente lo que tú estás sintiendo. Es un tema universal, en el que todos nos entendemos y todos hemos tenido alguna experiencia.

¿Cómo se cuida Pastora?
Con esta vida tan complicada de viajes y de no poder cuidarme, intento evitar los malos hábitos, llevar una dieta equilibrada y practicar deporte. Mi objetivo es descansar y alimentarme bien.

¿Y es posible tener hábitos saludables cuando está de gira y conciertos?
Es muy complicado, pero lo intento. Muchas veces terminas un concierto a las diez de la noche y lo único que tienes para comer es un bocata, pero yo intento organizarme y tener fruta o ensalada. Y lo que si pierdes es el hábito de hacer ejercicio cada día, quizás es lo que más trabajo me cuesta.

¿Qué deporte prácticas?
Normalmente como es difícil ir a un gimnasio lo más sencillo es andar, caminar una hora. Y lo que mejor me viene, ya que siempre he tenido problemas de espaldas, es nadar, pero eso es más complicado cuando estás cada día en un lugar.

Ya me has explicado como cuidas tu cuerpo, ¿y tu mente?
Eso es más difícil, este trabajo es muy absorbente y no puedes desconectar, no lo abandonas un viernes para volver a él un lunes. Hay numerosas inquietudes, decisiones que tomar…, pero intento desconectar y buscar aquello que me nutre, me da energía y me hace feliz. Por ejemplo si tengo dos días libres, aunque me suponga un esfuerzo, me escapo a Sevilla con mi gente, porque eso me da equilibrio. Estar rodeada de la gente que me quiere y me cuida es mi energía; y así mantengo mi mente inspirada y en buen estado.

Y cuándo quiere escapar del mundo, ¿cómo lo hace? y ¿qué hace?
Estos días que tengo que tomar muchas decisiones, me encantaría tomar una avión e irme de aquí y no volver. Me suelo agobiar, como todo el mundo cuando tiene mucho trabajo, pero intento no perder la calma, no caerme, tomar fuerza y seguir adelante.

Siempre se dice que las crisis son nuevas oportunidades, cambios… ¿Cómo le ha afectado esta crisis a usted y que le ha aportado o quitado?
La música lleva mucho tiempo en crisis y ya lo tenemos asimilado, superado. Los que hemos vivido los buenos tiempos de los discos, sabemos que eso nunca va a volver, así que mejor no quejarse. La crisis ha dado más rienda suelta a lo artístico y a la creatividad, ya no te piden productos tan comerciales porque eso vende. Así que hay que mirar el lado positivo.

¿Qué espera o que desea en esta nueva etapa?
Seguir haciendo discos y que el público acoja este trabajo con el mismo cariño e ilusión que hemos puesto. Me conformo con que me sigan dando la oportunidad de continuar en la música.

Un deseo, una ilusión…
Poder ser madre; tiene que ser lo más grande de la vida.

Acerca de Teresa Ortega 42 Articles
Teresa Ortega es colaboradora de la revista Estar Vital, editada también por el Grupo TPI, entrevistando los personajes de portada de la revista, que también replicamos en Vivesaludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*