Disfruta de una jornada bajo el sol plenamente protegido

tomar el sol¡Las vacaciones ya han llegado! Y con ellas, se incrementan las actividades al aire libre. Por ello, si vas a disfrutar de una jornada en la piscina, en la playa o un día de vela, no pases por alto las siguientes recomendaciones para disfrutar bajo el sol con la máxima protección. Laboratorios Uriage ofrece un decálogo para protegerse del sol y reducir los efectos nocivos a su exposición.

  1. Bajo el sol, siempre protegidos. Escoge un filtro solar con protección alta contra los rayos UV, SPF 30, o muy alta, SPF 50+.
  2. Aplicar el protector antes de tomar el sol y repetir la aplicación. Debes aplicar el producto 30 minutos antes de la exposición al sol, que es el tiempo en que la piel tarda en absorberlo. Repite la aplicación siempre después del baño o de una excesiva sudoración.
  3. Evitar la exposición en las horas de máxima radiación. De 12 a 16 horas es cuando la radiación solar es más agresiva, por lo que evita exponerte al sol durante este tiempo.
  4. SOS, alergia. Si tu piel es sensible, alérgica o intolerante al sol, debes extremar aún más los cuidados. Utiliza un producto de muy alta protección libre de parabenos, alcohol y perfume, y formulado sin filtros químicos para mayor seguridad.
  5. Piel hidratada, limpia y sin maquillaje. Evita el uso de productos que contengan alcohol y perfumes, ya que pueden dar lugar a la aparición de manchas oscuras en la piel.
  6. El sol también afecta al cabello. A diferencia de la piel, el cabello no puede defenderse de las agresiones ni reparar los daños causados por los rayos solares. Protégelo con un cuidado específico durante la exposición solar e hidrátalo después.
  7. Resguarda tus ojos. Utiliza gafas de sol siempre homologadas para evitar los daños oculares que producen los rayos UVA y UVB.
  8. Protégete también en los días nublados. Aunque no se perciba, los rayos UV del sol pasan a través de las nubes y pueden causar quemaduras.
  9. Hidratados por dentro y por fuera. La exposición solar intensa y prolongada puede dar lugar a la deshidratación, por lo que es fundamental beber suficientes líquidos o consumir alimentos ricos en agua, como frutas y verduras, y con un alto nivel de fibra y antioxidantes. Beber dos litros de líquidos al día ayuda a evitar la aparición de arrugas.
  10. Rehidrata tu piel después de una jornada expuesta al sol. La aplicación de un cuidado nutritivo después de sol es una buena opción que te ayudará a prolongar el bronceado y restaurar la hidratación de tu epidermis.

 

Acerca de Redacción 7846 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*