Dieta mediterránea contra la obesidad infantil y el asma

manzanaLas estadísticas muestran la realidad. El aumento de la obesidad infantil en España supera con un 3% a EEUU. La prevalencia de la obesidad es muy probablemente debida a un desequilibrio entre la ingesta de energía y el gasto de la misma, en el que la falta de ejercicio es un punto clave.
Como ya demostró el estudio llevado a cabo por el grupo ISAAC (Internacional Study of Asthma and Allergies in Childhood) España y muchos de los miembros de la SENP, la conexión entre obesidad y asma está probada también en nuestros niños.  Los datos que existen en la actualidad, en España y en otros países, sugieren que el aumento del peso corporal y el asma se desarrollan en paralelo sobretodo en la pubertad, períodos de rápido crecimiento y maduración. Se ha demostrado también que con la pérdida significativa de peso, el control del asma se ha mejorado significativamente en los individuos asmáticos.
Ante esta conclusión, la SENP considera de vital importancia basar la alimentación en una dieta sana y equilibrada como lo es la mediterránea. Es necesario que los padres conozcan, y sean conscientes de la importancia que tiene el adecuado desarrollo físico y psíquico en los hijos desde temprana edad. De esta manera, la prevención de futuras enfermedades será más eficaz, especialmente cuando los niños tienen sobrepeso, son asmáticos y llevan una vida sedentaria. En palabras del Dr. Sánchez – Solís: “tenemos que lograr que nuestra población infantil encuentre en los alimentos un aliado a su salud y bienestar y no esté asociado a un temor o un riesgo a engordar”.
La clave para obtener resultados favorables es centrarse en la población adulta para la promoción y divulgación de la dieta mediterránea entre los más jóvenes. Una alimentación basada en el equilibrio óptimo en la ingesta de antioxidantes mediante el consumo de alimentos frescos como verduras, hortalizas, carne, pescado y fruta ayuda a prevenir enfermedades como la obesidad y, de forma relacionada, a disminuir la prevalencia del asma.
Por otra parte, la práctica de ejercicio físico de forma regular, sobre todo en los niños con problemas asmáticos, es básica para la expansión de los pulmones y para la prevención de futuros problemas en las vías aéreas. La actividad física permite un mayor manejo del asma infantil por lo que enseña a vivir mejor con la enfermedad.

La Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP), formada por 300 neumólogos pediatras, es una asociación médico-científica sin fines lucrativos, dedicada al estudio de la patología respiratoria pediátrica. Entre sus objetivos destacados, la SENP trabaja en la prevención y tratamiento de las enfermedades respiratorias, además de asesorar a los organismos oficiales respecto a los problemas de organización sanitaria, programas epidemiológicos u otros programas relacionados con la patología respiratoria pediátrica.

Acerca de Redacción 7845 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*