Font Vella lanza una botella especialmente diseñada para bebés

Los más pequeños de la casa ya tienen un formato especial para beber agua. Font Vella acaba de lanzar “Mi primera Font Vella”, un formato de 25 cl. especialmente creado para bebés a partir de los seis meses.

“Mi primera Font Vella” está diseñada de forma que garantiza un formato cómodo y seguro para que pueda ser utilizada por bebés. Tiene un peso y forma especialmente pensados para que pueda sujetarla y beber solo con facilidad. Además, dispone de un tapón para proteger la boquilla y evitar que el líquido pueda derramarse. La etiqueta, diseñada con motivos infantiles, es de plástico para evitar que pueda romperse por la manipulación del bebé.

Con este lanzamiento Font Vella afianza su compromiso con la salud y el bienestar de las personas en todas las etapas, para poder acompañarles desde sus primeros meses de vida. Un innovador formato en el mercado para que los más pequeños puedan disfrutar de un agua mineral natural saludable.

Font Vella es un agua especialmente recomendada por los expertos por su composición adecuada para la alimentación infantil. Contiene menos de 15 mg/l de sodio y una cantidad de 35,5 mg/l de calcio, además es baja en flúor y nitratos.

Font Vella colabora con la Asociación Española de Pediatría, la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitala¬ria y Atención Primaria y la Asociación Española de Matronas.

Una hidratación adecuada para el bebé

Los especialistas recomiendan proporcionar al bebé diariamente unos 150 ml de líquido por cada kilo de peso a partir de los 6 meses. Sus necesidades de hidratación son superiores a las de los adultos, ya que su organismo tiene un mayor porcentaje de agua, además su sistema de sudoración es más inmaduro, su orina es más diluida y aún no tienen desarrollado el mecanismo regulador de la sed.

Por tanto es importante vigilar en todo momento la hidratación del bebé, ya que él aún no sabe advertir cuándo tiene sed.  Así que es mejor ofrecerle agua sin esperar a que la pida y entre las comidas los especialistas recomiendan que tome agua.

En determinadas situaciones debemos tener en cuenta que las necesidades de agua del bebé pueden ser mayores, ya que puede tener una pérdida de líquidos superior a la habitual. Por ejemplo, cuando la temperatura ambiente es elevada, si tiene fiebre o trastornos gastrointestinales, o si realiza una mayor actividad física.

 

Redacción
Acerca de Redacción 7598 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.