Guía práctica de la apnea del sueño

¿Qué es la apnea del sueño? El SAHS (Síndrome de Apneas Hipopneas del Sueño) es un trastorno de la respiración durante el sueño que provoca episodios cortos pero frecuentes de apnea (pausas de la respiración) debido a una pérdida de tono de los músculos de las vías aéreas respiratorias.
En España afecta a casi un 4 a 6 por cierto de los hombres y a un 2 a 4 por ciento de mujeres: Esto supone un total de entre 1.200.000 y 2.150.000 de personas.

Infradiagnóstico
Menos del 10 por ciento de los afectados están diagnosticados. El diagnóstico se puede realizar a través de dos métodos: La polisomnografia (PSG) y la poligrafía respiratoria (PR). Este último se lleva a cabo durante la noche en el domicilio del paciente con un aparato que registra el flujo nasal, los ronquidos, los movimientos torácico-abdominales y la saturación sanguínea de oxígeno, lo que ha supuesto un abaratamiento de las pruebas.

Síntomas
– Nocturnos: ronquidos, episodios asfícticos, pesadillas y sueño agitado e insomnio.
– Diurnos: excesiva somnolencia diurna, cefalea matutina, dificultades de concentración, pérdida de memoria…

Riesgos
– Deterioro de la calidad de vida.
– Presencia de hipertensión arterial.
– Desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
– Está relacionada con la aparición de accidentes de tráfico. Más de la mitad de las personas que la padecen lo descubren al volante.

Tratamiento
El tratamiento más efectivo para mejorar la calidad de vida y la somnolencia de los pacientes con apnea del sueño es la CPAP. La CPAP es un dispositivo de uso nocturno que incluye máscara, tubos y ventilador. Usa presión de aire para empujar la lengua hacia adelante y abrir la garganta. Esto permite que el aire pase a través de la garganta y se elimina el colapso de la vía aérea.
La CPAP no es tratamiento curativo por lo que su aplicación debe de ser continuada. De ahí la importancia de cumplimiento.

Redacción
Acerca de Redacción 7647 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.