El cerebro también sufre la vuelta de vacaciones

La finalización del periodo vacacional y la vuelta a las ciudades conlleva la necesidad de readaptarnos a nuestras obligaciones laborales y así como a un estilo de vida más agitado que hace que experimentemos cambios mentales, emocionales y cognitivos que pueden llegar a dar paso al llamado estrés postvacacional.

Se estima que en España sufren de estrés postvacacional alrededor del 35% de los trabajadores de entre 25 y 40 años, aunque este porcentaje puede ser mayor entre aquellos cuya actividad sea muy intensa, principalmente entre las personas que residen en entornos urbanos, y entre aquellos que están descontentos con el trabajo.
 
“Existen diversos estudios que muestran la incidencia del estrés en el origen o empeoramiento de ciertas enfermedades y dolencias neurológicas tales como cefaleas, epilepsia o trastornos del sueño”, comenta el Dr. Carlos Tejero Juste, Vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Neurología

“Aunque el estrés postvacacional se relaciona más con aspectos emocionales, que generalmente no suelen prolongarse más de 15 días, no hay que olvidar que nuestro cerebro también sufre, por lo que es importante llevar a cabo medidas para prevenirlo”.

Las emociones asociadas al estrés, preocupación, ansiedad, cansancio, excitación… producen un aumento de la tensión muscular que puede generar cefaleas tensionales o desencadenar crisis de migraña.

“Aunque la gran mayoría de los dolores de cabeza no son especialmente graves,  resulta clave diagnosticarlos adecuadamente, puesto que un remedio inadecuado podría llegar a cronificar el problema”, asegura el Dr. Carlos Tejero Juste.

Recomendaciones:
– Tratar de regular los horarios antes de incorporarnos a nuestra actividad laboral.

– Volver de nuestro destino vacacional uno o dos días antes de finalizar nuestras vacaciones para favorecer la recuperación progresiva de los hábitos.

– Dormir más horas de lo habitual durante los primeros días de trabajo.

– Una vez en el trabajo, retomarlo de forma paulatina. Tal vez resolviendo primero los asuntos más urgentes  y planificando el resto de tareas menos urgentes para los días siguientes.

– Planificar nuevos periodos de descanso a lo largo del año, aunque sean más breves.

– Mantener una actitud positiva.

Acerca de Redacción 7707 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.