Manual para garantizar la seguridad de las prendas infantiles

ASEPRI ha elaborado un Manual de Buenas Prácticas dirigido a los diseñadores de prendas infantiles. Su objetivo es el de minimizar los riesgos de salud asociados al diseño y a la producción de este tipo de artículos textiles, ofreciendo información de los aspectos que debe contemplar un diseño de ropa infantil más seguro. Esta guía, basada en la normativa vigente relativa a la seguridad en prendas  infantiles, ofrece información detallada sobre todos los aspectos que debe contemplar el diseño de ropa infantil para garantizar la máxima seguridad, manteniendo las cualidades favorables de las prendas como la calidad y el valor estético. El Presidente de ASEPRI, Vicente Mompó ha recordado que en las  actividades de diseño se toman decisiones que condicionan sustancialmente todo el proceso de producción y posterior uso de la prenda.  Por ello, ha destacado la importancia de utilizar este manual como guía ya que, a su juicio,  “las decisiones tomadas en la fase de diseño respecto a las materias empleadas, líneas, volumen, fornituras elegidas, son  fundamentales para la prevención y eliminación de posibles riesgos para los niños”

En este sentido, ha señalado que “esperamos que este documento se convierta en una herramienta para la mejora de los productos existentes en el mercado actual, eliminando, a través de un adecuado diseño, los elementos en prendas de vestir que puedan de algún modo perjudicar a niños y bebés”. La guía, imprescindible para los diseñadores,  recoge rigurosa información al respecto, además de aportar material gráfico e indicaciones específicas sobre cómo deben ser las líneas de las prendas, su volumen, el tipo de materiales, tintes, colorantes y estampaciones, entre otros.

Su contenido se clasifica en dos grandes apartados: factores de seguridad química, donde  se detallan todos los tejidos que son nocivos o tóxicos para los menores y factores de seguridad física, donde se estudia el comportamiento frente al fuego de la ropa de cama infantil, el uso de cordones y cuerdas ajustables en la ropa infantil  para evitar el riesgo de atrapamiento causado por estos elementos y las propiedades físicas y mecánicas para evitar el riesgo de piezas pequeñas rígidas y elementos cortantes en  las prendas para bebés de hasta 3 años.

Redacción
Acerca de Redacción 7504 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.