Lo primero es la seguridad

La seguridad para los niños en los automóviles es algo primordial a la hora de viajar con ellos. Cualquier golpe o movimiento brusco del coche es mucho más acusado para ellos, ya que su poco peso hace que se muevan de un lado a otro y corran el riesgo de sufrir algún golpe. Es por ello, que el uso de sillas debe ser algo que los papás no pueden pasar por alto. Kiddy lanza en España la Kiddy Comfort Pro, desde los nueve meses a los doce años aproximadamente. Equipadas con el material de amortiguación "Honey Comb" (nido de abeja), que proporciona una gran capacidad absorvente de los golpez y una óptima protección en caso de colisiones laterales. Cuenta además con un innovador "escudo" de protección que garantiza la máxima seguridad a la vez que aporta total confort al niño.

Comparado con el sistema de sujeción del cinturón del coche, la correcta utilización del "escudo" de Kiddy puede evitar lesiones de las vértebras cervicales en caso de accidente.  El montaje es fácil y cómodo con lo que se reduce el riesgo de cometer un error en el momento de instalar la silla en el asiento del coche y supondrá mayor comodidad para el  niño ya que tendrá libertad de movimiento al no quedarle la parte superior del cuerpo retenida por un sistema fijo de cinturón.

Redacción
Acerca de Redacción 7436 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.