Prevenir antes que curar

Secuvita añade a sus prestaciones la posibilidad de realizar análisis de herencia genética. De esta manera, mediante un análisis especial de la sangre del cordón umbilical, los padres podrán conocer algunas cuestiones de carácter genético relacionadas con su bebé. A través de estas pruebas se puede detectar el riesgo a padecer ciertas enfermedades, como la intolerancia al gluten, la intolerancia a la lactosa, la hemocromatosis, la carencia de AAT, o la sordera provocada por medicamentos.

Se estima que entre el 19 y 28% de la población española sufre intolerancia a la lactosa, que uno de cada 150 niños es celíaco y, que uno de cada 12.000 padece sordera provocada por algún medicamento. La mejor actitud para evitar sus consecuencias es llevando a cabo análisis de herencia genética, que permiten descubrir, o descartar,  las posibilidades que tiene el bebé de padecer cualquiera de estas dolencias.

Algunas de estas enfermedades aparecen a una edad muy temprana y en la mayoría de los casos pueden evitarse sus consecuencias con unas sencillas medidas preventivas. Disponer de un diagnóstico como éste permite, con la ayuda de un médico, adoptar dichas medidas y evitar problemas a largo plazo.

Santiago Luengo, Director General de Secuvita, explica que “el objetivo de los análisis de herencia genética es el de prevenir enfermedades, que no son infrecuentes, entre los bebés y recién nacidos. Los análisis que desde ahora ofrece Secuvita están compuestos por pruebas genéticas de enfermedades en las que se detecta la presencia de genes y cuyo tratamiento es sencillo si se diagnostican tempranamente. Se trata de informar a las familias de la probabilidad de que estas patologías puedan desarrollarse. En caso de riesgo, las medidas a establecer por el médico son sencillas y repercuten muy positivamente sobre la salud del bebé. La prevención es, en definitiva, la mejor manera de evitar problemas para la salud”.

Redacción
Acerca de Redacción 7436 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.