La delicada piel de los niños limpia e hidratada

La piel del niño, y sobre todo la del recién nacido, tiene una serie de características especiales que la hacen más vulnerable que la de un adulto. Al ser notablemente más delgada, posee una mayor permeabilidad ante muchas sustancias. Esta delgadez, además, favorece la pérdida de agua y calor, hecho que se incrementa en los bebés prematuros. Asimismo, en esta etapa de la vida la piel es químicamente menos ácida, lo que disminuye su resistencia ante la acción de posibles infecciones.

Laboratorios Diafarm acaba de lanzar al mercado Bactiner Bebé, una leche corporal suave que actúa sobre la piel de los más pequeños con una doble acción limpiadora e hidratante. El principal ingrediente es el aceite de almendras, que cuenta con propiedades emolientes e hidratantes, por su riqueza en ácidos grasos, oligoelementos y vitaminas. Además, su aporte de lípidos permite fortalecer la película hidrolípidica favoreciendo una óptima hidratación y protección frente a posibles irritaciones y agresiones ambientales.

Se recomienda utilizar la crema después del baño para hidratar la piel de cara y cuerpo. Bactinel Bebé ha sido testado bajo control dermatológico y formulado para minimizar riesgos de alergias e irritaciones.

Redacción
Acerca de Redacción 7436 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.