Vigilabebés analógicos de Philips

Philips Avent ha desarrollado una extensa gama de intercomunicadores para garantizar la tranquilidad de los padres cuando sus hijos estan solos. Además de los modelos digitales, que ofrecen múltiples y avanzadas prestaciones, Philips Avent ha completado la categoría con modelos analógicos, que son perfectos para los presupuestos más ajustados. Estos dispositivos cubren perfectamente las necesidades de los padres, consiguiendo el bienestar de sus hijos.

Estos vigilabebés analógicos reducen al mínimo las interferencias de cualquier otro dispositivo, incluidos los otros vigilabebés. Además de contar con 16 canales, indican una conexión continua entre la unidad de padres y la del bebé, a través de señales visibles y audibles. Cuando la batería está baja, se enciende un indicador que avisa cuando es necesario recargar o sustituir las baterías. Por otro lado, las luces señalan, incluso con el volumen desactivado, si el bebé emite algún ruido.

Para una mayor comodidad, existe la posibilidad de adaptar el volumen de la unidad de padres así como el nivel de sensibilidad de la unidad de bebés para adaptarlos a cada situación. Esto permite aumentar o disminuir la sensibilidad del micrófono para poder escuchar hasta la respiración del bebé.

Los dispositivos alcanzan una cobertura de hasta 200 m. lo que garantiza una recepción segura dentro de la casa y en los alrededores; y gracias a la pinza para el cinturón, los padres pueden tener las manos libres para una mayor movilidad. Por otra parte, la unidad de padres es recargable y posee una autonomía de 24 horas de vigilancia.

El modelo SCD481 posee también una unidad de padres compacta, portátil y recargable, lo que permite a los padres moverse libremente por la casa, y hacerlo cómodamente gracias a su cinta para el cuello. Por último, este modelo cuenta con una luz tenue que tranquilizará al bebé en caso de que se despierte.

Redacción
Acerca de Redacción 7436 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.