Más del 50% de los pediatras saturados.

En los últimos años se ha producido un aumento de la población infantil que, junto a la escasez de pediatras, ha situado a los profesionales de la Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria (SEPEAP) en una posición muy complicada. Según un estudio realizado a nivel nacional por SEPEAP bajo el título "La Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria: situación actual y perspectivas de futuro" se ha producido una progresiva feminización del coletivo de pediatras y el envejecimiento del mismo, siendo la media de edad de la población ocupada de 50 años, y el grupo de edad más numeroso corresponde al de pediatras de 46 a 55 años, según cuenta el Dr. Josep Lluís Segú, Consultor Senior de DEP y coordinador técnico del Estudio. Además, los profesionales encuestados llevan una media de 21 años ejerciendo como pediatras, de los cuales el 24,3% afirma no haber progresado profesionalmente. El dato positivo es que el 93,8% de los pediatras encuenstados se encuentran en situación de ocupación.

Existe una elevada heterogeneidad de los cupos medios por Comunidad Autónoma, pero el 50% de las CC.AA. está por encima del cupo óptimo, los pediatras encuestados atienden una media de 32 pacientes al día y dedican en promedia 9,4 minutos por paciente, mientras que lo óptimo sería 12,7 minutos por cada niño adolescente. La jornada más habitual entre los encuestados es de 35 horas semanales, mientras que sólo el 14,2% de los pediatras disfruta de dedicación parcial o jornada reducida.

Con respecto a las actividades más realizadas como pediatras “la atención directa al paciente es la única área en qué se dedica más tiempo del considerado adecuado, mientras que para el resto de tareas el tiempo invertido se valora como inferior al que sería óptimo. El mayor desajuste entre expectativas y realidad se produce en relación a las tareas de formación propia y docencia e investigación”, señala el Dr. Segú.

Según los propios pediatras, los principales problemas en la pediatría de atención primaria son: la falta de pediatras en AP, una inversión inadecuada del tiempo del pediatra, la hiperfrecuentación de la población, la falta de unidad y representación de la pediatría en España y, sobre todo, la perpetuación en el tiempo de todas estas causas. Todo ello provoca una sobrecarga y, como consecuencia, la situación laboral es insatisfactoria y con dificultades para desarrollarse profesionalmente. Como resolución del problema se propone desde SEPEAP, un aumento de la bolsa de pediatras en atención primaria además de mejoras de las condiciones laborales, así como una inversión y reorganización adecuada del tiempo del pediatra.

Redacción
Acerca de Redacción 7436 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.