Tigex presenta nuevos juegos para el bebé

Las dos Fisioterapeutas Pediátricas Expertas en Atención Temprana y Psicomotricidad, Celia López y Paula Gómez, confirman que el baño es un momento del día muy especial para nuestros bebés, ya que se convierte en un espacio diferente, donde además de relajarse pueden compartir tranquilamente unos momentos con sus padres.  Para ello Tigex ha lanzado una gama de productos diseñada especialmente para el baño.

Aprender el concepto "causa-efecto"
Este tipo de juguetes ayudan al bebé a adquirir el concepto causa-efecto: el niño aprende que cuando él realiza una acción obtiene una respuesta, un aprendizaje necesario para su posterior desarrollo tanto a nivel cognitivo como de lenguaje. La Tortuga Fuente Mágica es un novedoso juguete de llamativos colores para el bebé que captará fácilmente su atención incluso antes de meterlo en la bañera. Al contacto con el agua la tortuga se convierte en una maravillosa fuente: ayudamos a estimular al bebé, que aprende que si el juguete toca el agua automáticamente aparece la fuente, y al sacarlo del agua, el chorro de agua desaparecerá. La Tortuga Fuente Mágica también favorece la coordinación ojo-mano cuando un objeto se desplaza: el niño tendrá que coordinar la mirada y el movimiento de su mano para alcanzar el juguete que se está moviendo con el agua.

La estimulación de la destreza manual
El Molino de Agua puede ayudarnos a enseñar al niño algunos de los colores básicos y también los números. Los cuatro cubiletes que lo forman son de fácil manipulación para que el niño los apile formando torres. El movimiento de apilar ayuda a desarrollar una buena estabilidad a nivel de hombros, que permitirá movimientos más precisos de alcance y de manipulación, así como la adquisición del movimiento de pinza en los dedos de las manos. Esta última actividad también enseñará al niño conceptos espaciales como son “arriba-abajo” o “dentro-fuera”.

El desarrollo del juego simbólico y el lenguaje
El Capitán Duck desarrolla el juego simbólico apareciendo primero como repetición de rutinas diarias por parte del niño como, por ejemplo, dar de comer a un muñeco, peinarlo… para luego crear un juego más complejo: convertir un palo en un caballo… Esto es elemental para el desarrollo psíquico del niño.

Conceptos “dentro-fuera” y la permanencia
La Tortuga Flotante y sus compañeros de viaje enseñarán al niño el concepto de permanencia de objeto: la tortuga y sus amigos se pueden hundir en el agua y desparecer, para más tarde, ¡Sorpresa!, volver a aparecer. Los niños antes de los siete meses piensan que cuando no ven un objeto, éste ha desaparecido y ya no existe, sin embargo, con la Tortuga Flotante descubrirán que, aunque algo desaparezca de su campo visual, éste sigue existiendo.

Redacción
Acerca de Redacción 7436 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.