Adiós al cabello dañado

Ante los primeros síntomas de pelo dañado toma medidas para rejuvenecerlo.

Los primeros síntomas de que tu pelo necesita cuidados especiales aparecen con las puntas abiertas. Si además, notas que se rompe al peinarte, ¡alerta, tenemos un problema! Lo primero podría ser por tener el pelo seco, pero que sea quebradizo implica algo más serio.
El cabello se rodea de una capa de agua, un film hidrolipídico, que, cuando desaparece, lo convierte en pelo seco. Pero ésta es la capa más superficial del cabello. El siguiente paso, cuando la capa de agua ya ha desaparecido y la superficie está escamada, consiste en que las capas más profundas quedan al descubierto. La queratina se expone al aire, y su agua se evapora.
Cuando el cabello pasa de ser seco a estar estropeado y quebradizo, las soluciones tradicionales, champúes  y mascarillas, se quedan cortas para atajar el problema.

Actuar a fondo
Hay que actuar en profundidad para reparar el cabello, nutriéndolo y protegiendo su superficie. Un cabello seco y quebradizo necesita un tratamiento completo, que llegue hasta el núcleo de su estructura.

Las razones por las cuales tu cabello se estropea pueden ser internas o externas.

  • Internas:

Edad, herencia, estrés, carencia fisiológica de sebo…

  • Externas:

Cepillados agresivos, coloración, permanente, desrizado…

Qué necesitas
Para conseguir que los activos de champúes, cremas, mascarillas y otros tratamientos actúen de forma eficaz, éstos tienen que llegar a las capas más profundas del cabello, y contener ácidos grasos esenciales, ceramidas, aminoácidos y polisacáridos. Estos son los elementos esenciales que constituyen el tallo y responden a las necesidades más profundas del cabello seco, dañado y quebradizo.
Busca productos que te aporten nutrición, resistencia y protección para que reparen en profundidad. El farmacéutico puede ayudarte a encontrar el producto más adecuado para tu pelo.


Señales del cabello seco y quebradizo
Estos son los signos que te indican que tu pelo necesita un cuidado especial:

  • Falta de suavidad, brillo y resistencia
  • Cabello apagado y difícil de desenredar
  • Textura de “paja”, puntas abiertas.
  • Se parte al cepillarlo.

Ojo con la contaminación
Según los especialistas de Medical Hair España, la polución disminuye la calidad del pelo volviéndolo seco y sin brillo, provocando además una descamación del cuero cabelludo favoreciendo la aparición de caspa. Las partículas contaminantes producen un peor estado de la cutícula, ya que desordenan su estructura dando como resultado un pelo quebradizo. Los cabellos grasos son los más perjudicados por esta alteración en la atmósfera porque se ensucian más fácilmente.
Para evitar los daños ocasionados por la contaminación deberemos seguir las siguientes recomendaciones que nos proporciona Medical Hair:

  • Mantener el pelo hidratado. Debido a que la contaminación provoca que el cabello se vuelva seco, deben utilizarse productos nutritivos que hagan frente a la falta de hidratación y, así, recuperar su suavidad.
  • Lavar el cabello con frecuencia. Es falso el mito de que cuanto más se lava el pelo, más se ensucia. Y es que, al lavar el pelo, eliminamos las sustancias contaminantes alojadas en el cuero cabelludo.
  • Moderar el uso del secador y las planchas. Un exceso de calor y una exposición directa provoca daños en la raíz del cabello favoreciendo su rotura y la posterior caída. Por ello, desde Medical Hair recuerdan que hay que graduar la temperatura y la intensidad.
  • Cepillar bien el pelo. De esta forma se activa la circulación del cuero cabelludo y se eliminan las partículas contaminantes y los restos de producto.
  • Cuidar la alimentación. Incluir frutas y verduras en la dieta diaria ayuda fortalecer el folículo piloso impidiendo que el cabello se vuelva quebradizo.
Ana María Moreno
Acerca de Ana María Moreno 17 Articles
Profesora de yoga y periodista especializada en temas de belleza, bienestar y salud.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta