Qué comer y beber estas fiestas si estás dando el pecho

Hay muchas menos limitaciones de las que a menudo se piensa

Celebrar las fiestas navideñas con un bebé las hace aún más especiales, pero es posible que si la madre le está dando el pecho no se alegre tanto y piense que habrá muchas cosas que no podrá comer y aún más que no podrá beber.
Después de pasar 9 meses de embarazo con las limitaciones alimentarias que nos han ido indicando el ginecólogo o la comadrona, pensar en no poder disfrutar plenamente las navidades… se hace duro. Pero tranquila, es muy posible que las restricciones sean muchas menos de las que crees. La alimentación de la madre lactante parece muy complicada pero en realidad no hay para tanto, con un poco de sentido común vas a poder disfrutar de estas fiestas amamantando a tu bebé.
Alba Padró, consultora internacional de lactancia y cofundadora de LactApp, la aplicación móvil sobre salud y lactancia, ofrece los siguientes consejos para que las madres que están dando el pecho disfruten las fiestas:

Comer o no comer
Las comidas y cenas en navidades suelen ser más abundantes de lo habitual. Todo se celebra alrededor de la mesa y parece que vamos encadenando una comida con otra, ¿qué debes tener en cuenta?:

1.     Por si aún lo dudas: no hay alimentos prohibidos cuando das de mamar. Ni el ajo, ni las legumbres, ni ningún tipo de verdura. Todos los alimentos modifican el sabor de la leche materna, pero no solo no pasa nada, sino que es bueno que el bebé se vaya acostumbrando a los distintos sabores, le vendrá bien cuando deje la lactancia en exclusiva y empiece a tomar otros alimentos.

2.     Si tu bebé es alérgico a algún alimento, deberás ir con especial cuidado. Recuerda que muchas veces, cuando cocinamos, se nos puede olvidar la presencia de algunos ingredientes por lo que tienes que estar muy segura de lo que vas a comer. Ante la duda, es mejor que te hagan una comida específica, no por el hecho de ser madre lactante, sino por evitar reacciones alérgicas en el bebé.

3.     Como ya sabes, no es necesario que comas por dos. Pero un día es un día, así que a pesar de que para dar el pecho solo necesitas  unas 500 calorías diarias extra, si en una comida te excedes, no te preocupes. Recuerda que la lactancia te ayudará a deshacerte de todas esas calorías que no necesitas.

4.     Come lo más saludable posible, como haces todo el año, especialmente por tu salud. La norma es la misma para todo el mundo, seas madre lactante o no. Siempre y cuando no tengas ningún tipo de alergia o intolerancia, una dieta saludable se compone principalmente de frutas, verduras y legumbres, evitando calorías vacías y alimentos precocinados.

5.     Aunque tu dieta no sea perfecta, tu leche va a ser la más adecuada y óptima para tu bebé. El cuerpo siempre prepara la receta idónea para tu hijo y la dieta que sigas en Navidad, no va a modificar su calidad.

Beber o no beber
La principal duda en esta época viene por el alcohol. ¿Puede una madre lactante tomar alcohol? La respuesta sencilla es que el alcohol no es bueno para nadie, ni cuando la persona amamanta ni cuando no lo hace, así que si se puede evitar tomar alcohol, mejor. Pero ¿pasa algo si de manera excepcional, se toma una copa de vino, por ejemplo o una cerveza, aunque se esté dando el pecho? Pues en el caso de una mujer embarazada la respuesta es inequívoca y no se debe tomar nada de alcohol durante el embarazo.
Sin embargo, la lactancia es una situación completamente diferente. No se sabe qué cantidad de alcohol puede tomar la madre lactante para que sea segura para el bebé. Por ello, las indicaciones oficiales en este sentido aciertan en recomendar que la madre no tome alcohol durante la lactancia. El problema con esta recomendación radica en que el hecho de limitar a la madre con indicaciones tan estrictas sobre su dieta, acaba provocando que decida destetar antes de lo que desearía, con los consecuentes perjuicios para la salud del bebé.
Por ello, a pesar de que el alcohol no es nunca saludable ni recomendable, para la salud del bebé es preferible que la madre tome una copa en Navidad y siga amamantando a que abandone la lactancia por no poder brindar durante las fiestas. Evidentemente, si tu bebé es menor de un mes, prematuro o está enfermo, hay que extremar precauciones y evitar cualquier consumo de alcohol.
Respecto a otras bebidas, como bebidas con gas o zumos, es ampliamente conocido que no son saludables, pero no van a afectar a tu leche ni al bebé, así que si en estas fiestas quieres tomar algo más que agua, puedes tomarlo perfectamente mientras amamantas.
Si lo que te preocupa es la cafeína, tranquila, puedes hacer un consumo moderado de café y té sin que afecte a tu peque. Si has tomado más de lo habitual y notas que está muy irritable o le cuesta conciliar el sueño, es por esa razón y en unas horas se le pasará. Pero lo más probable es que los cambios y el jaleo de las fiestas no le hagan mucha gracia.

Como ves, según los consejos de Alba Padró, vas a poder disfrutar de las comidas y cenas navideñas sin grandes preocupaciones. Mientras el bebé esté en tus brazos, se sentirá en un lugar tranquilo y seguro para descansar el tiempo que le corresponde y aprovecha para estar con tus seres queridos ahora que sois uno más en la familia.
Si tienes más preguntas, de estos u otros temas relacionados con la lactancia, descarga gratis la aplicación LactApp y resuelve todas tus dudas.

LactApp para Android

LactApp para iOS

Redacción
Acerca de Redacción 6501 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta