La fibra nuestra gran aliada por Navidad

Cada año, con la llegada de la Navidad y las comidas familiares, todos pensamos en no saltarnos la dieta. Sin embargo, al final resistirse a las tentaciones en estas fechas es más difícil de lo que parece.

En estas fechas tan señaladas resulta complicado moderarse en las comidas, repletas de manjares y apetitosos dulces. Lo ideal es comer de todo, pero sin olvidarnos de nuestra salud. Además de llevar una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, hacer ejercicio regularmente y beber líquidos, debemos aprovecharnos de los bienes que nos ofrece la fibra.

Peculiaridades de la fibra

Este hidrato de carbono aporta muchos beneficios para nuestro sistema digestivo y para la salud en general. Gracias a la sensación de saciedad que produce, es una ayuda perfecta para perder peso. “En una serie de experimentos realizados con monos se demostró que la velocidad de vaciado del estómago después de una comida influye en el mecanismo de la alimentación y puede ser una de las causas más importantes de la saciedad”, según la doctora Marta Garaulet, doctora en farmacia. “Además, ayuda a la regularidad intestinal, ya que pasa por nuestro aparato digestivo limpiándolo y absorbe los nutrientes poco a poco. También ayuda a reducir el colesterol, a prevenir el cáncer de intestino y a controlar los niveles de glucosa en las personas con diabetes”.

Podemos encontrar dos tipos de fibra:

  • Fibra insoluble: ayuda a que los alimentos pasen más rápidamente por el intestino produciendo una correcta movilidad intestinal, lo que facilita la prevención de perturbaciones en el sistema digestivo. Esta fibra la localizamos en alimentos como los cereales y el pan, principalmente.
  • Fibra soluble: tiene capacidad de disminuir la absorción de azúcares y grasas de los alimentos y reduce el tiempo de tránsito intestinal. Esta fibra la encontramos en las frutas y verduras, en las legumbres y, también, en ciertos cereales. “Las legumbres son los alimentos con mayor contenido de fibra en la naturaleza. Estas, junto con las verduras y las frutas, pueden ayudarte a disminuir el apetito”.

 

Recomendaciones

Para una persona adulta se recomienda el consumo de unos 25 gramos de fibra al día, ya sea soluble o no. Es aconsejable consumir al menos un alimento con fibra en cada comida, puesto que la mayoría de las personas no consumen ni la mitad de lo que se recomienda. Según el doctor Mercola, médico osteópata, afirma que “parte del problema se debe a que la mejor fuente de fibra alimenticia son los vegetales y la mayoría de las personas no está consumiendo la cantidad suficiente de vegetales”. También es conveniente añadir a nuestra dieta la ingesta de líquidos para ayudar a la rápida absorción de los alimentos.

Para calcular la fibra que ingieras al día puedes usar apps como Calcufibra, disponible para Android e iOs, donde además se pueden ver recetas con alimentos ricos en fibra.

En los casos carenciales podemos recurrir a los complementos alimenticios que nos aporten los nutrientes necesarios, en este caso la fibra. Existen diferentes soluciones a base de fibras de origen vegetal en formatos en polvo y líquidos, aptas para celíacos e intolerantes a la lactosa, y sin azúcares añadidos, por lo que también las pueden usar personas con diabetes.

Los profesionales una vez más serán aliados para encontrar el mejor remedio.

Redacción
Acerca de Redacción 6501 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta