España, un país sedentario

La mayoría de los españoles en edad adulta tiene una vida sedentaria, con todos los riesgos que este estilo de vida conlleva para la salud. Concretamente, más de 17 millones de españoles reconocen ser sedentarios, el 60% de la población entre 18 y 65 años, según el estudio presentado hoy por la compañía de seguros de salud de Línea Directa, Vivaz, Un país en el sofá: el problema del sedentarismo en España. Y de este 60%, siete millones de personas no hacen nada de actividad física, es decir, el 23% de la población adulta. Una situación tremenda si tenemos en cuenta que el sedentarismo multiplica por cuatro el riesgo de sufrir hipertensión, incrementa un 18% el consumo de medicamentos y aumenta los casos de cáncer de mama y de colon un 10% y 40%, respectivamente, según información elaborada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Todo ello se traduce en la reducción de la esperanza de vida, ya que las personas sedentarias viven de media 7 años menos que las que realizan alguna actividad física.
Y los niños tampoco se libran, ya que uno de cada tres padres encuestados afirma que sus hijos no hacen el deporte suficiente. Estas son las principales conclusiones del estudio de Vivaz, con el que la compañía aseguradora estrena su propósito de fomentar los hábitos de vida saludables, un compromiso adquirido al entrar en el ramo de los seguros de salud.
El estudio presentado hoy por Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa Aseguradora, está centrado en la franja de edad adulta, dejando fuera los mayores de 65 años, porque estos pueden tener un sedentarismo obligado por la edad, según explicó Valencia. Tampoco se contó con los menores de 18 años, porque al ser menores de edad existe una problemática legal para encuestarles, derivada de la obligación de necesitar autorización previa de los padres. Además, los niños tienen una problemática específica en el ámbito del sedentarismo, explicó Valencia.

Incidencia del deporte

Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa Aseguradora, durante la presentación del estudio.

La falta de práctica deportiva es otro de los aspectos destacados del estudio, que pone de relieve que dos tercios de los españoles no hacen deporte con regularidad, y once millones de personas reconocen no hacerlo nunca. Por decirlo de otra manera, sólo un 4% de los españoles reconoce hacer ejercicio físico a diario. Un dato también terrible si además tenemos en cuenta que la mayoría identificamos la falta de ejercicio como causa para la mala salud (el 65,3%), seguida muy de lejos por la dieta inadecuada, con un 47,8%, como otra causa para la mala salud.
Por otro lado, hay que añadir que el 55% reconoce tener sobrepeso, de los que un 3% lo tienen severo.
Esto lleva a la conclusión de que los españoles no son conscientes del peligro que entraña la inactividad física, a pesar de identificarla como causa para la mala salud. De esta manera, si atendemos a los datos de la percepción de cuáles son los principales riesgos para la salud, el sedentarismo sólo es percibido por el 5,5%, muy por detrás del consumo de drogas (43,6%), el tabaquismo (21,7%), o la comida rápida (9%). Curiosamente, el sobrepeso es el tercer riesgo identificado, con el 13%, pero los españoles no parecen asociarlo al sedentarismo.

Por CC.AA.
El estudio de Vivaz se hace eco de una realidad preocupante: el 23% de los españoles no hace ninguna actividad física al cabo del día. Pero este sedentarismo extremo no afecta de igual forma a todo el país. En este sentido, Castilla y León, Baleares y Comunidad Valenciana son los territorios donde más sedentarios totales existen, mientras que en el polo opuesto se encuentran Asturias, Canarias y Andalucía.

Causas
En cuanto a las causas, los españoles hacemos autocrítica y reconocemos nuestra falta de voluntad, al no parar de poner excusas para no hacer ejercicio. De hecho, las justificaciones para no moverse de la silla son de lo más variado: las obligaciones familiares y laborales, la preferencia por otras actividades, y que practicar deporte “es aburrido, caro, no es para gente de mi edad y, además, en mi ciudad no hay suficientes instalaciones”. El 85% reconoce que es un auténtico experto en poner excusas para no llevar una vida más activa. No obstante, también culpamos a las empresas por los horarios de trabajo que nos impiden tener tiempo para el deporte e, incluso, a la Administración, que sólo se preocupa del deporte de élite, y el sistema educativo, que apenas concede peso curricular a la educación física.

Recomendaciones
Aunque el estudio recoge también soluciones de lo más variopinta para solventar el problema del sedentarismo en España, como que las empresas cedan tiempo y espacios para el deporte, que los medios de comunicación conciencien más de las necesidades de tener hábitos saludables, o que Hacienda desgrave la inscripción en gimnasios o el material deportivo; lo cierto es que la principal solución pasa por nosotros mismos y no implica la ayuda de nadie. De hecho, Vivaz incluye una serie de recomendaciones que todos podemos llevar a cabo sin gran dificultad:

  • Caminar todos los días. Podemos utilizar trucos como coger el transporte público, bajarnos una parada antes, hacer recados paseando, etc. Todo para conseguir los 10.000 pasos diarios que recomienda la Organización Mundial de la Salud.
  • Subir escaleras, en vez de coger el ascensor. Este es un buen ejercicio cardiovascular, que además ayuda a cumplir con los pasos diarios recomendados.
  • Uso de tecnología, como la App que ofrece Vivaz en combinación con podómetros, que nos facilitan controlar si hemos hecho ejercicio suficiente y nos motivan para esforzarnos un poco más.
  • Levantarse de la silla, al menos una vez cada dos horas para estirar el cuerpo y mantenerlo activo.

Según Francisco Valencia, “la conclusión de nuestro estudio es clara: tenemos que movernos más. La actividad física regular reduce de forma clara el riesgo de accidente cardiovascular, el de sufrir cáncer y el del consumo de medicamentos y disminuye el peso que estas dolencias suponen para el Sistema Público de Salud. De hecho, se estima que, directa o indirectamente, el sedentarismo supone el 10% del gasto sanitario en España. Por eso, debemos dejar de poner excusas y ser conscientes de que, sin actividad física, difícilmente podemos tener buena salud”.


El perfil del sedentario: las mujeres, grandes damnificadas
Las mujeres trabajadoras de mediana edad son las que más se reconocen como sedentarias en la encuesta. Así lo reconocen ellas mismas en la encuesta. Y es que en este tema, como en tantos otros, la mujer sale peor parada que el hombre, ya que a sus obligaciones laborales habituales, hay que sumarle que la mayoría de ellas siguen llevando el peso de las tareas domésticas, lo que reduce aún más su tiempo para poder hacer ejercicio. De hecho, hay importantes diferencias por género: los hombres consideran que son más deportistas, practican deporte desde hace más tiempo y prefieren ejercitarse junto a amigos. Las mujeres, por el contrario, opinan que son más sedentarias y comienzan a hacer ejercicio según cumplen años para cuidarse y principalmente, en familia.

José Henríquez
Acerca de José Henríquez 195 Articles

Director de Vive Saludable y la revista Estar Vital. También es director de información del Grupo TPI, empresa editora de ViveSaludable.es.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta