“Me gusta el presente y el momento que me ha tocado vivir”

Entrevistamos al cantante Jorge Drexler

El músico uruguayo Jorge Drexler estrena su trabajo número trece, “Salvavidas de hielo”, un disco lleno de ritmos, experimentación, melodías y sobre todo grandes canciones. Un trabajo redondo que invita a reflexionar sobre el silencio, la telefonía, el ruido que nos rodea, el amor y la vida. Un disco que te salva el tiempo que dura, lo necesario para que no te deshieles.

Decidió ser médico en un Uruguay lleno de vida, pero las letras de las canciones brotaban en su interior. Teloreno de Joaquín Sabina en su tierra, acabo al alba entre copas y letras, y un Sabina veterano le convenció de que se fuera a España. Hace 22 años aterrizó en nuestro país y su sueño se cumplió: discos, conciertos, éxitos para otros y un Óscar por “Al otro las del río”. Su voz dio la vuelta al mundo y se ha quedado atrapada en nuestros oídos, necesitamos escucharla, aunque él no lo sepa conforma el poemario de nuestras vidas.

¿”Salvavidas de hielo” es cuestión de salvarse solo un rato, y después depende de nosotros, o es el oasis donde salvarse lo que dura una canción?“Salvavidas de hielo” me gustaba la imagen de lo efímero, yo no tengo intención de que el título resuma el disco, sino que sea una imagen poética. A mí me pasa con las canciones, no les pido la eternidad, solo les pido un ratito de epifanía. “Salvavidas de hielo” es una contradicción en sí misma, evidentemente es algo que te salva solo transitoriamente, me gustan los juegos de palabras para el título, me gusta el concepto de algo que a pesar de ser efímero té mantiene a flote.

 

Y cómo surge este proyecto de la necesidad de…

De la necesidad de escribir, escribir canciones es una necesidad casi física.

 

Al escuchar el disco en su conjunto hay un atisbo de melancolía y de nostalgia… ¿Nostalgia de qué?

Yo no lo siento como un disco melancólico, pero tal vez no me de cuenta, la nostalgia es un componente tan interno de uno que uno ni siquiera la percibe, no la puede ver. Yo desde luego no soy una persona nostálgica, me gusta mucho el presente y me gusta mucho el momento que me ha tocado vivir.

 

¿Después de tantos trabajos musicales, letras para otros, un Óscar en su haber, como pinta el futuro?

A mí me gusta mucho mi trabajo y espero seguirlo haciendo mientras viva, ese es el futuro que yo quiero para mí: seguir escribiendo mis canciones, tratar de hacer mejores canciones, mejores discos y dar mejores conciertos.

 

El mensaje que transmites en la canción “telefonía” es un mensaje de amor, ¿es una constante en la vida a pesar de los avances?

Lo peor que le puede ocurrir a una persona es el aislamiento, a pesar de las telecomunicaciones nuevas, el ser humano siempre ha necesitado comunicarse, desde los cuentos narrados de memoria, antes de que existiese la escritura, a un mensaje de texto, la intención siempre ha sido la misma, las herramientas han cambiado, pero la intención es que seguimos queriendo contar las cosas.

 

Has querido utilizar las redes sociales para llegar a tu público, de hecho he visto varias intervenciones en las que te has dirigido a los internautas, en las que has cantado y le has hablado… ¿Todo esto ha sido un cambio para ti ya que eres de una generación anterior y no has nacido con las redes sociales?

La exclusiva de las redes sociales no es solo lo que se identifica hoy como redes sociales. Yo sí que he nacido con las redes sociales, yo nací en un barrio donde conocía a los vecinos, crecí en una familia, en la escuela hice amigos… Las redes sociales tampoco son un invento de lo que llamamos hoy en día redes, lo que ocurre es que hoy en día hay otra manera de comunicarse a distancia, y no dejo de verlo como una manera más de las personas de comunicarse y como tal me gusta. Yo soy una persona que le gusta estar comunicado con otras personas, estar en contacto. A mí me interesan como herramienta de trabajo.

 

En la canción “Quimera” hablas sobre ti mismo, ¿te consideras un contador de historias, un traficante de sueños?

Sí, me considero un contador de historias, no un traficante de sueños, me siento un pescador de sueños, me gusta más, no llevo los sueños en contrabando, sino que están expuestos, están ahí, delante.

 

Crees que la música es una manera de salvarse, de hace la revolución o de evadirse?

Si entiendes la revolución como la sumatoria de cambios personales, que es la manera en la que me gusta pensar a mí que algo cambia, sí. Porque las canciones al jugar con las emociones producen unos pequeños cambios de la persona, que sumados a otros pequeños cambios de otras personas va generando movimientos sociales más grandes.

 

Y crees que puede ser una solución a este marasmo de conflictos.

Yo escribo porque es lo que sé hacer, escribir canciones, y porque me gusta comunicar. No pretendo aleccionar a nadie, ni enseñarle nada, mi objetivo es decir lo que pienso.

 

Vivesaludable.es nos anima a vivir mejor nuestras vidas, después de todo lo vivido y de todo lo cantado en tu trayectoria podrías darnos algún consejo o sugerencia.

Que hay que intentar ser feliz.

 

¿Y cómo intentas mantenerte en forma en cuerpo y alma?

No soy una persona muy disciplinada, no soy un gran deportista, pero me gusta mucho jugar, jugar con la pelota, al fútbol, a la paleta… Me gustan cosas que indirectamente haces ejercicio, pero que no están pensadas como tal. E intento comer más o menos sano, pero no tengo ningún código particular.

 

Podríamos decir que con la música ejerces la medicina de alguna forma.

No, la medicina la ejercen de verdad las personas que mientras tú y yo hablamos están en un departamento de emergencias de cualquier hospital, estos son los que realmente ejercen la medicina. Yo escribo canciones que pueden ayudar en alguna cosa a alguna persona, pero qué se yo.

 

¿En una de las canciones reivindicas el silencio, crees que hay demasiado ruido alrededor?

Estamos en un entorno con una sobre información y una sobre estimulación permanente y para que algo nos llame la atención hoy en día tiene que ser una bestialidad. Tienen que repetírtelo muchas veces, porque cada vez que empiezo a buscar información en el móvil y en internet acabas viendo otras cosas, tienes que tener mucha disciplina como para orientarte e ir a buscar el artículo que querías buscar y no acabar viendo, por ejemplo, un gatito saltando contra una puerta.

 

De ahí la necesidad de escribir esta canción.

No intentes encontrar una finalidad al sentido de las canciones, las canciones que escribo son un fin en sí mismo, no son una herramienta para cambiar la sociedad, ni siquiera para cambiar a las personas, son un fin en sí mismo, son cosas que uno escribe porque le gusta escribir.

 

Y cómo ha sido hasta ahora la acogida de tu nuevo disco, de tu nuevo trabajo, ¿qué es lo que te ha dicho las personas que lo han escuchado.

Yo estoy muy contento, la gente ha sido muy generosa con el disco y muy afectuosa, y estoy muy feliz. Todos los comentarios que me llegan son muy buenos, los artículos que salen sobre el disco son elogiosos, mis amigos me dicen que les gusta, pero que me van a decir ellos.

Acerca de Teresa Ortega 29 Articles

Teresa Ortega es colaboradora de la revista Estar Vital, editada también por el Grupo TPI, entrevistando los personajes de portada de la revista, que también replicamos en Vivesaludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta