Los complejos vitamínicos, sus indicaciones

Por el Dr. Alberto Sacristán Rubio, médico de familia y presidente de la Sociedad Española de Medicina Homeopática (SEMH)

Por el Dr. Alberto Sacristán Rubio, médico de familia y presidente de la Sociedad Española de Medicina Homeopática (SEMH).

¿Qué son las vitaminas?
No es muy difícil saber para qué sirven las vitaminas e incluso cuando tomarlas si conseguimos aclarar bien lo que son y para qué sirven.

Las vitaminas son compuestos orgánicos necesarios en pequeñas cantidades para cumplir distintas funciones en el organismo como por ejemplo el crecimiento, desarrollo, metabolismo e integridad celular. Por lo tanto las vitaminas son nutrientes esenciales que tienen un papel eminentemente regulador. Éstas son requeridas para reacciones metabólicas específicas en el interior de las células; no tienen una función energética y tampoco estructural.

A lo largo del siglo XX se aislaron, identificaron y sintetizaron 13 vitaminas y se determinó su mecanismo de acción, aunque todavía en algunos casos existen algunas lagunas sobre su actuación en procesos biológicos específicos.

Tradicionalmente las vitaminas se han clasificado en dos grandes grupos:

  • Vitaminas liposolubles: aquellas que están presente en la parte grasa del alimento y que para ser absorbida requiere de lípidos (grasa) y de las sales biliares. Son la A, D, E, K.
  • Vitaminas hidrosolubles: dentro de estas vitaminas está el complejo-B, vitamina-C

La deficiencia de las mismas ocasiona unos estados carenciales, con sintomatología clínica. Sin embargo, con una alimentación equilibrada y variada se pueden cubrir los requerimientos de cada una de las mismas, salvo en determinadas situaciones.

 

¿Qué funciones tienen las vitaminas?

En general las vitaminas desempeñan un papel eminentemente regulador. Una breve descripción de la acción fundamental de las vitaminas sería el siguiente.

            La vitamina A es un pigmento visual.

            La vitamina D ejerce un papel hormonal, regulando la homeostasis del calcio, actúa en la prevención de ciertos cánceres y otras muchas funciones que se están investigando.

            La vitamina E se encuentra ampliamente distribuida en el organismo, dado su papel antioxidante de las membranas lipídicas.

            La vitamina K es necesaria para el proceso de coagulación.

            La vitamina C actúa como antioxidante y participa en numerosas reacciones enzimáticas.

            Las vitaminas del grupo B forman parte de coenzimas, que participan en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas, en el metabolismo energético, en la síntesis proteica y en la formación de nuevas células.

 

¿Cuándo debemos tomar un complejo vitamínico?

Es académicamente correcto decir que una persona sana, con una alimentación equilibrada y variada, cubre sus requerimientos en vitaminas y por lo tanto no son necesarios los complementos vitamínicos. A no ser que hayan sido recomendados por prescripción facultativa.

Pero en la consulta día a día vemos que sí es necesaria cierta suplementación ya sea por situaciones fisiológicas o por causas patológicas. Además es fácil ver como habitualmente la población no lleva una alimentación equilibrada y variada.

Las situaciones fisiológicas que requieren de una suplementación en una o varias vitaminas son por ejemplo el embarazo, en etapas iniciales del crecimiento o en el envejecimiento. Por ejemplo, en el primer año de vida está protocolizado la suplementación con Vitamina-D para la prevención del raquitismo. En el embarazo, e incluso previo al mismo, se recomienda la toma de ácido fólico para prevenir una malformación fetal.

Con respecto a situaciones no fisiológicas o de enfermedad damos suplementos de Vitamina-B12 en algunos tipos de anemia, o Vitamina-D en casos de osteporosis, la vitamina-K la utilizamos en algunos problemas de coagulación (interacciona con anticoagulantes como el Sintrom®)

Pero existen otras situaciones como con la astenia primaveral o el deporte en los cuales necesitaremos un aporte de ciertas vitaminas.

 

Vitaminas

Por otro lado, los minerales son otros suplementos que comparten ciertas semejanzas con las vitaminas, pero con sus peculiaridades. Hay 90 elementos minerales, de los cuales 22 son esenciales para el ser humano. Estos cumplen múltiples funciones. Los que siempre se han utilizado y que conoce todo el mundo son el hierro (Fe) y el calcio (Ca) que se utilizan como tratamiento de la anemia ferropénica y en caso de osteoporosis, respectivamente. Pero hay otros minerales que empiezan a usarse y con resultados muy positivos. Es el caso del magnesio (Mg) que empezó a utilizarse por deportistas ya que es un buen relajante muscular y además ayuda en la fisiología del sueño. Ahora se utiliza también en la población general con esas indicaciones.

Redacción
Acerca de Redacción 6501 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta