Cáncer, un solo nombre para muchas enfermedades

“La sanidad pública española es la octava mejor del mundo y no hay por qué ir a otro país para recibir un mejor tratamiento. La cobertura de la Seguridad Social en España es completa en cuanto al tratamiento del cáncer y España suele ocupar los primeros puestos en cuanto a la agilidad para poner a la disposición de sus ciudadanos los nuevos fármacos”, así lo señalaba el Dr. Joaquín Arribas, director del Programa de Investigación Preclínica del Vall d´Hebron Instituto de Oncología (VHIO), el pasado mes de octubre, en una exposición fotográfica protagonizada por mujeres que han padecido esta enfermedad.

De Izquierda a derecha, Alejandra Cobb, directora de Comunicación P&G, fabricante de Ausonia; Olivia Moratilla, paciente de cáncer y una de las protagonistas de la exposición fotográfica; Inés Entrecanales, vicepresidenta de la AECC y el Dr. Joaquín Arribas, director del Programa de Investigación Preclínica del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO).

Octubre es el mes elegido para redoblar el esfuerzo internacional que se realiza en la lucha contra el cáncer de mama. Para encontrar el motivo hay que remontarse al año 1983, cuando precisamente en ese mes se realizó por primera vez una carrera por las calles de Dallas (Texas) para promover la consciencia sobre la detección oportuna del cáncer mamario. Desde ese momento, el evento se sigue realizando en muchos países del mundo. No en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado este mes como el de la sensibilización sobre el cáncer de mama, reconociendo así los esfuerzos desplegados por las numerosas organizaciones nacionales e internacionales con el fin de aumentar la atención a esta enfermedad, y sensibilizar a la población sobre la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

Un homenaje a las protagonistas
Asimismo, siguiendo la estela de este solidario y conmemorativo marco, Ausonia, en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), ha querido rendir un homenaje a todas las mujeres que luchan o han luchado contra el cáncer de mama, con la exposición fotográfica “10 años juntas, 10 años más fuertes”, protagonizada por cinco mujeres que han padecido esta enfermedad. La cita también ha servido como plataforma para desvelar diez consejos prácticos para afrontar esta enfermedad.

Problema sociosanitario de primer orden
Una tercera parte de la población española sufre algún tipo de cáncer en la actualidad y las cifras van en aumento, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica. En 2020 se estima que en España habrá 246.713 nuevos casos, de los que 97.715 serán mujeres y 148.998 varones. Sobre este incremento en los diagnósticos, incide Inés Entrecanales, vicepresidenta de la AECC: “Contamos con 250.000 pacientes nuevos cada año. Uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres se enfrentará a lo largo de su vida a esta enfermedad, que aparece a cualquier edad, pero que empieza a ser más insistente a partir de los 45 años, y si hablamos de cáncer de mama, a partir de los 35. De esos 250.000 pacientes nuevos anuales, 68.000 se encuentran en edad laboral. Y, a su vez, de estos, un 57 % tendrán que dejar de trabajar por culpa de la enfermedad”. Ante estas cifras, la vicepresidenta de asociación alerta de que “estamos ante un problema sociosanitario de primer orden y, por ello, debemos unirnos todos los agentes sociales, especialmente las empresas”.

Investigación y nuevos tratamientos
Profesionales de la sanidad coinciden en señalar que solo hay un camino para ganarle la batalla al cáncer: la investigación. Hoy en día se puede hablar de un destacado esfuerzo traducido en avances continuos en el conocimiento de la enfermedad y en mejores tratamientos antitumorales, testados en el seno de ensayos clínicos. Un abanderado en el estudio y búsqueda de nuevas vías y tratamientos es el Dr. Joaquín Arribas, quien ha explicado que se encuentra inmerso “en un proyecto de investigación para identificar y desarrollar nuevos tratamientos más seguros y eficaces para un determinado subtipo de cáncer de mama particularmente agresivo, conocido como HER2-positivo, que representa una quinta parte de todos los casos de cáncer de mama. Estamos desarrollando nuevas terapias y fármacos para impedir el crecimiento de este tumor”. Dirigir a nuestro propio sistema inmune contra el tumor es el objetivo: “En concreto desarrollamos ‘drogas’ para guiar hacia el cáncer de mama a nuestro sistema inmune. Así este reconoce las células del tumor como algo extraño y las elimina”. A pesar de su agresividad, la buena noticia es que se trata de tumores contra los que más fármacos específicos hay en el mercado. “Hoy en día hemos estamos ante un tumor con más opciones terapéuticas y que más está respondiendo a los fármacos desarrollados”.

Colaboración público-privada
El Dr. Arribas ha destacado la importancia de la colaboración público-privada para luchar contra el cáncer y ha puesto en valor tanto la actividad que desarrolla la sanidad privada en la lucha contra el cáncer como la labor que se impulsa desde el ámbito público. “Los modelos que desarrollamos en el laboratorio requieren de muchísimos recursos, y sin la participación de Ausonia y de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), este proyecto que está dando muy buenos resultados no podría llevarse a cabo”.

Heterogeneidad en la lucha
El Dr. Aribas comparte la idea de la comunidad científica sobre la heterogeneidad en la lucha y cura del cáncer y, por ello, la imposibilidad de hablar de una cura generalizada para este. “Con vistas a un futuro no hay una cura para el cáncer. Habrá muchas. El cáncer no es una enfermedad unitaria sino unas 200 enfermedades diferentes. Por ello no todos los cánceres son iguales. El cáncer es un conjunto de enfermedades que tienen diferente biología, distinto tratamiento y muy diverso pronóstico”. Y destaca que “iremos encontrando solución a cada uno de los tipos cáncer de forma individualizada”.

Diagnóstico precoz
El diagnóstico precoz tiene como objetivo poder tratar el cáncer en el estadio inicial, con lo cual aumenta el porcentaje de curación. Muchos tumores no dan síntomas hasta etapas en las cuales ya no existen alternativas terapéuticas curativas. De esta forma, lo ideal sería poder detectar todos los cánceres en etapas tempranas. En este sentido, es muy importante conocer los factores de riesgo de cada persona. La detección precoz debe hacerse en tumores de alta incidencia en la población, así como en poblaciones de riesgo seleccionadas. Por ejemplo, si la persona sufre una enfermedad que puede degenerar en cáncer o forma parte de una familia con dos o más parientes de primer grado con un mismo tipo de tumor. Es el caso de Olivia Moratilla, una de las protagonistas de la exposición fotográfica, a quien le diagnosticaron un cáncer de mama con 30 años de edad. Después de cumplir 39, dice mostrase optimista por haber superado aquella etapa y poder dedicarse ahora “al voluntariado, ayudando así a otras personas que están pasando por esta situación”.  Olivia incide en la importancia de la prevención: “Mi madre murió en 2001 de un cáncer de mama que derivó en una metástasis cerebral y, a raíz de su fallecimiento, mi hermana y yo nos sometimos a un seguimiento y a unas pruebas genéticas en las que a mí me diagnosticaron el tumor. Empecé así con un tratamiento, luego recaí porque se me extendió al pulmón, pero finalmente me operaron con éxito y hoy lo puedo contar”.

Hablar con normalidad
Olivia detalla el momento en el que le dieron el diagnóstico: “cuando recibes la noticia, la vida se te queda en stand-by. Hasta que no tienes la` hoja de ruta´, y te pones en el proceso de curación, vives un momento de incertidumbre muy duro. Seguir los pasos que me marcaba el médico hizo que me fuera encontrando cada vez más tranquila, pero es verdad que se sufren muchos altibajos”. Y concluye que “al final, se puede salir de esto, pero se necesita de tu fuerza interior y de la ayuda de tus seres queridos. En mi caso, he tenido mucho apoyo de la asociación y de mis familiares”. En este sentido, Olivia destaca que es importante hablar de la enfermedad con normalidad porque “esto te ayuda a llevar todo el proceso mejor. No hemos hecho nada malo para contraerla, ni esta se contagia. Tampoco tiene por qué ser el centro de la conversación, pero sí se puede y se debe hablar y preguntar al paciente con normalidad”.

10 CONSEJOS ÚTILES PARA AFRONTAR EL CÁNCER DE MAMA

(Basados en mujeres que lo han padecido. Fuente AECC):

  1. PERMÍTETE UN ESTALLIDO EMOCIONAL DE VEZ EN CUANDO
    -Normaliza tus emociones, muéstraselas a los demás, no te sientas sometida a la tiranía del positivismo.
    -Si necesitas desahogarte, hazlo.
  1. DEDÍCATE TIEMPO A TI, TANTO EN LO FÍSICO COMO EN LO MENTAL
    -Establece rutinas de descanso y autocuidado
    -Valora tus aspectos personales y tus cualidades en todas las áreas de tu vida (amigos, familia, trabajo, etc.)
  1. SIGUE UNA DIETA EQUILIBRADA Y REALIZA EJERCICIO MODERADO
    -Camina 20 minutos diarios.
    -Una dieta saludable puede ayudarte a mantenerte fuerte y bien nutrida, y además te ayudará a prevenir enfermedades
  1. CELEBRA CADA BUENA NOTICIA
    Cada resultado, cada prueba superada. Es importante que las metas sean a corto plazo y celebres cada avance con los tuyos, eso te hará sentir mejor y te dará fuerza para seguir adelante.
  1. EL PAÑUELO SERÁ TU ALIADO
    -Puedes tardar más tiempo en escoger si quieres llevar un pañuelo o un gorro o incluso si prefieres una peluca, elige la opción con la que más cómoda te sientas.
    -La decisión de cortarte el pelo antes del tratamiento es importante, no la demores demasiado.
  1. DÉJATE QUERER Y EVITA EL AISLAMIENTO
    Aunque pueda haber momentos en los que necesites estar sola, tener cerca a tus seres queridos puede ayudarte a afrontar las dificultades y preocupaciones que puedan surgir a lo largo de esta etapa, así como a sentirte más cuidada y acompañada.
  1. HABLA CON TUS AMIGOS/FAMILIA/COMPAÑEROS/MÉDICOS
    Una adecuada comunicación con el personal sanitario y con tus seres queridos puede ser una ayuda inestimable para facilitar tanto tu bienestar como tu adaptación a la enfermedad.
  1. ACOSTÚMBRATE POCO A POCO A MIRAR TU NUEVA IMAGEN
    Verte la cicatriz, sin pecho o sin pelo por primera vez puede ser una imagen impactante. Tómate tu tiempo, puedes empezar a mirar poco a poco. Dedica unos minutos al día a mirarte y progresivamente te irás habituando a tu nueva imagen y tu malestar irá disminuyendo.
  1. COMPARTE EXPERIENCIAS CON MUJERES QUE HAN PASADO POR LA MISMA SITUACIÓN
    Compartir emociones y saber qué les ha ayudado a ellas puede ayudarte a la hora de afrontar la situación.
  1. TU PAREJA, O QUIEN TÚ ELIJAS, SE CONVERTIRÁ EN TU MEJOR APOYO
    La comunicación sincera sobre lo que ha pasado, el afecto y apoyo que te puede proporcionar y cómo se está viviendo todo el proceso de la enfermedad va a facilitar el reajuste a una situación más o menos difícil y novedosa.

 

 

 

 

Marisa Sardina
Acerca de Marisa Sardina 101 Articles
Redactora y Responsable de cierre de edición de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta