5 cuidados básicos de la barba a tener en cuenta

Treatwell, la plataforma de reservas online de tratamientos de belleza, nos ofrece cinco consejos para el cuidado de la barba que se debería de llevar a cabo entre visita y visita al barbero. Así, la lucirás siempre perfectamente recortada, cuidada y arreglada.
Las barbas requieren de un mimo especial. Es común pensar que la barba no necesita cuidados especiales, pero necesita tantos como el cabello o la piel. Hay que lavarla, e incluso, por extraño que parezca, exfoliarla. Al estar tan cerca de la boca, es necesario limpiarla a fondo a menudo para mantenerla limpia.

  1. Lavar la barba dos veces al día
    Si a lo largo del día, la piel de la cara ya se enfrenta a la polución y bacterias, la barba, además, está expuesta a agentes externos como restos de comida, el humo del tabaco y diferentes partículas que están en el ambiente. En épocas de frío, la piel de debajo de la barba sufre más, llegando a descamarse; y en épocas de calor, los poros están húmedos de manera constante por la sudoración. Por ello, es muy importante lavar la barba con agua y jabón por la mañana y por la noche. El producto a utilizar no puede ser el mismo que el champú diario, ya que los pelos de la barba son más gruesos, por lo que necesitan unos cuidados especiales. Lo ideal es un jabón lo más natural posible, con el objetivo de eliminar todas las bacterias.
  2. Secar bien la barba
    Después de lavar de manera correcta la barba, hay que secarla muy bien para evitar que la piel quede húmeda y se irrite. La mejor manera es pasar una toalla limpia de manera suave por toda la zona. Es importante frotar el rostro de manera delicada, ya que cuando el pelo está mojado es más frágil. Los expertos recomiendan pasar un poco el secador, a temperatura media, para terminar de secarla bien.
  3. Una buena hidratación
    El crecimiento de la barba tiende a resecar más la piel pudiendo provocar descamaciones y picores. La manera idónea de prevenirlo, es aplicar un aceite o bálsamo hidratante. Aplicándolo todos los días, se consigue suavizar el pelo de la barba y eliminar los picores. Unas gotas bastarán para fortalecer el vello facial, darle un buen aspecto y facilitar su peinado posterior.
  4. Darle forma y estilo a la barba
    Si la barba es larga y frondosa será necesario un peine grueso para evitar los tirones. Si en cambio, la barba  es corta y fina, con un peine pequeño de púas juntas será suficiente. Peinarla a diario para mostrarla siempre bien cuidada y eliminar posibles nudos, es un paso esencial.
    Resulta más sencillo peinar la barba y el bigote tras aplicar un poco de cera. Se obtiene un aspecto mucho más cuidado y saludable.
  5. Visitar al barbero con frecuencia
    Acudir a un profesional es esencial para el cuidado óptimo de la barba. Hay técnicas que le dan forma a una barba descuidada. Puede que el pelo tenga un ondulado natural, sea completamente liso, crezca a mechones o de manera uniforme. Pero es esencial darle una forma definida. Un estilista profesional aconseja sobre el tipo de barba que más conviene para destacar las facciones y darle la forma adecuada, además de trazar el diseño inicial. Es recomendable regresar a él una vez al mes para que trabaje la forma y la textura.
Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta