¿Qué es el estreñimiento?

Te explicamos los síntomas de esta dolencia y la mejor forma de prevenirla.

El estreñimiento es una dolencia intestinal que implica la dificultad para defecar con normalidad. Para que una persona se considere que está estreñida no debe tener más de tres deposiciones semanales. Además, éstas serán duras, secas y pequeñas, lo que las convierte en dolorosas o difíciles de evacuar. Pero por muy molesto que pueda ser, en la mayoría de los casos es una dolencia transitoria que, en general, dura poco tiempo y no reviste gravedad alguna.
El estreñimiento es una afección muy regular que afecta a casi todo el mundo alguna vez, teniendo más incidencia en las embarazadas, y adultos de 65 años o más. Muchas mujeres sufren estreñimiento durante el embarazo o después de dar a luz. También es común el estreñimiento después de una cirugía. Las personas que toman medicamentos para la depresión o analgésicos por motivos como fractura ósea, extracción dental o dolor de espalda, pueden tener estreñimiento.
En España, su prevalencia oscila entre el 12-20%, siendo más frecuente en el sexo femenino, en personas con vida sedentaria, con una dieta baja en líquidos y fibra (frutas y verduras); según la Fundación Española del Aparato Digestivo.

Causas
El “atasco” de las deposiciones tiene como causa más común una dieta pobre en fibra. La fibra y el agua son las que ayudan a que las heces estén blandas y puedan transitar fácilmente por el colon, de ahí que también la hidratación sea un factor determinante para mantener un óptimo tránsito intestinal.
En menor medida, también los cambios en el estilo de vida o determinadas etapas de la misma, pueden provocar estreñimiento. Por ejemplo, durante el embarazo, viajes prolongados, situaciones de estrés o alteraciones bruscas de la dieta.
Otras causas de menor incidencia están relacionadas con el consumo de determinados medicamentos o tratamientos médicos, así como enfermedades que pueden afectar al normal funcionamiento gastrointestinal. En este sentido, se puede dar la paradójica circunstancia de que el uso excesivo regular de laxantes sin control médico provoque el efecto contrario, la pérdida de eficacia del colon, generando con ello estreñimieno.
La falta de actividad física es otra posible causa, así como aguantar las ganas de ir al baño deliberadamente.

Cómo prevenirlo
La mejor manera de prevenir el estreñimiento es mantener el equilibrio intestinal y favorecer su tránsito. El uso de laxantes solo debe realizarse por indicación del médico. En este sentido, además de descartar causas que puedan provocarlo, como el consumo de antibióticos o determinados fármacos, podemos seguir los siguientes consejos:

  • Comer alimentos ricos en fibra, principalmente frutas, verduras y granos.
  • Mantenerse correctamente hidratado bebiendo abundante agua y otros líquidos.
  • Hacer ejercicio moderado regularmente, como correr o montar en bicicleta.
  • No aguantarse las ganas de ir al baño y tomarse el tiempo que necesite durante las deposiciones.
  • Procurar mantener horarios regulares.
Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta