Aliados para evitar la caída del pelo en otoño

En otoño, la caída del pelo se convierte en una preocupación por miedo a que sea causa de la alopecia androgenética pero, tal y como confirman desde Medical Hair, clínica especializada en salud capilar, nada tiene que ver con la pérdida de pelo relacionada con factores hormonales o hereditarios. La verdadera causa de la caída capilar en otoño es que durante esta época del año se inicia una nueva fase del ciclo de crecimiento del pelo y es ahora cuando los cabellos que están en fase anágena, o de crecimiento, pasan a la fase telógena o de caída.

“La pérdida de cabellos estacional que recibe el nombre de efluvio telógeno agudo, no está relacionada con la alopecia androgenética que se produce por un incremento de la sensibilidad de los receptores de los folículos pilosos a la hormona masculina”, señala el director médico de Medical Hair, Dr. Horacio Foglia.

El Dr. Foglia indica que la pérdida de cabello en otoño no es preocupante pero sí es fundamental el diagnóstico médico de un especialista para saber si la cantidad perdida es normal o, por lo contrario, es excesiva. Además, recomienda tener en cuenta los siguientes aliados:

1.- Vitamina B12. Las células capilares necesitan dividirse constantemente para producir nuevo cabello y sin la cantidad suficiente de vitamina B12, crecerá más lento y el existente se caerá. Este nutriente está presente en alimentos de origen animal, concretamente en carnes rojas, además de en huevos y diferentes productos lácteos.

2.- Biotina. Mantiene el pelo fuerte y revitalizado además de proporcionarle brillo. Está muy presente en los alimentos de origen animal y vegetal, en legumbres, nueces y semillas.

3.- Ácido fólico. Estimula los folículos pilosos fortaleciendo el cabello y reforzando las raíces del pelo, evitando su debilitamiento y, como resultado, potencia su crecimiento. La sequedad y la rotura capilar puede solucionarse con la ingesta de alimentos que contienen ácido fólico como las verduras, el aguacate, los frutos rojos o los cítricos.

4.- Cistina. Contribuye a la regeneración natural del cabello, ayudando a que se mantenga sano y promoviendo su crecimiento. Hace que crezca más fuerte y le aporta mayor densidad. La cistina está presente en la carne, huevos, pescados, espárragos y cereales, además de en frutos secos.

5.- Betacaroteno. Ayuda al organismo a sintetizar la vitamina A, que ayuda a reforzar el cuero cabelludo y mantener saludables los folículos pilosos. Además, es un gran aliado para detener la caída del pelo. Se puede encontrar en frutas y verduras como las zanahorias, calabazas, pimientos, naranjas o frambuesas.

6.- Metionina. El cabello contiene queratina, una proteína que a su vez presenta metionina, entre otros compuestos. Es una fuente de azufre que mejora la fuerza del cabello, su aspecto y fomenta el crecimiento. Entre los alimentos ricos en metionina destaca la leche y sus derivados, huevos, carne y pescados y también está presente en frutos secos, cereales y verduras como las espinacas.

7.- Cobre. Mineral que debe incluirse para tener un cabello fuerte y con un buen aspecto, además de tener el cuero cabelludo sano. Se encuentra en mariscos, espinacas y nueces.

8.- Zinc. Es un mineral esencial para el cuerpo humano. Las mayores fuentes de zinc están en mariscos y pescados, carnes rojas magras, lentejas, quesos o en frutas como el plátano. Equilibra los niveles de hormonas y ayuda a que el cabello crezca de forma sana.

“Los compuestos que contengan Vitamina B12, botina, ácido fólico, cistina, betacarotenos, metionina, cobre, zinc…, son complementos que contribuyen a dar brillo y fuerza a la cabellera”, aseguran desde Medical Hair, que recomienda combinar su ingesta con otros tratamientos capilares como la mesoterapia, que consiste en la infiltración de sustancias vitamínicas y nutre en profundidad el folículo piloso estimulando el crecimiento y renovación del pelo.

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta