En otoño acaba con las varices

Con el fin del verano llega un buen momento para combatir las insuficiencias venosas

Con el final del período estival y la llegada del otoño se produce una mejoría de los síntomas de la patología venosa, pero a la vez es el mejor momento para adoptar las medidas necesarias para poner fin a un malestar que seguramente se ha exacerbado durante el verano. “Si una persona ha sentido molestias en las piernas mientras veraneaba, como pesadez, calambres o, incluso, dolores, muchas veces por las tardes y en ocasiones acompañadas de edema o hinchazón de los tobillos, es posible que padezca insuficiencia venosa”, apunta el doctor Luis Riera del Moral, jefe de servicio de angiología y cirugía vascular del Hospital Quirónsalud San José. Básicamente, esta insuficiencia es la dificultad que encuentra el sistema venoso de las extremidades inferiores para recoger y llevar de vuelta al corazón el torrente sanguíneo, una vez que este ya ha cumplido su misión de oxigenar y llevar nutrientes a los tejidos. Como puntualiza el doctor Riera del Moral, “esta dificultad se asocia, en ocasiones, a defectos de funcionamiento de las válvulas venosas, que son las que evitan que la sangre refluya hacia abajo, hacia los pies. Existen muchos factores de riesgo más que una causa concreta y habrá que incidir en aquellos que sean modificables. A veces, antecedentes de trombosis venosas también desencadenan una insuficiencia venosa crónica”.

Efectos del periodo estival
El verano es la época típica de exacerbación de los síntomas, pues el calor favorece que las venas se dilaten y que sus válvulas funcionen peor. Aunque ya existen muchos fármacos que mejoran esta situación en esos meses, hay que individualizar en cada caso. “Hay personas que deben sus síntomas a un mal funcionamiento del sector venoso superficial, que es el que se relaciona con la aparición de las varices más frecuentes. Para ellos existen tratamientos más específicos, que pueden ser quirúrgicos y que buscan una mejora funcional del retorno venoso alterado. Es muy importante efectuar un diagnóstico preciso en cada caso concreto y para ello es fundamental hacer una ecografía-doppler de las piernas que nos mostrará la forma y el funcionamiento de las venas y de sus válvulas, ya que es capaz de valorar el movimiento de la sangre por su interior”, continúa el especialista, quien detalla las diversas técnicas disponibles en la actualidad.

Diversidad de técnicas
“Existen muchas técnicas para el tratamiento de las varices: el láser, la radiofrecuencia, la esclerosis con espuma, la resección, las técnicas hemodinámicas… Todas ellas tienen sus ventajas y sus inconvenientes, pero el hecho de poder combinar las más idóneas en un mismo paciente hace que los resultados sean cada vez mejores y que se altere menos la vida cotidiana. La mayoría de la intervenciones se hacen ya sin ingreso hospitalario y muchas veces con anestesia local”, abunda el doctor Riera del Moral, quien recomienda abordar el problema en estas fechas otoñales: “El verano vuelve enseguida y ahora es muy buen momento para empezar a preparar el próximo”.

Redacción
Acerca de Redacción 6378 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta