Rejuvenecimiento hormonal contra la astenia de otoño

Con la vuelta a la rutina, menos horas de sol y cambios en el ciclo del sueño, el otoño altera los biorritmos y aparece la astenia, un síndrome estacional que provoca debilidad física y anímica sobre todo a partir de los 40 años, cuando los niveles hormonales comienzan a descender. Por ello, en la Unidad de Medicina Preventiva-Rejuvenecedora de la Clínica Millán&Vila-Rovira recomiendan iniciar en esta época su novedoso tratamiento a base hormonas vegetales bioidénticas, una solución antiedad que aporta fuerza y vigor, levanta el ánimo y mejora considerablemente el bienestar general.
Grandes especialistas en los últimos avances médicos en rejuvenecimiento, los doctores Julio Millán y Ramón Vila-Rovira traen a España un revolucionario tratamiento biológico de reemplazo hormonal que goza de gran éxito en EEUU desde hace 25 años. Previa analítica de todos los marcadores hormonales, este tratamiento personalizado consiste en la implantación de una cápsula de liberación lenta (pellet) con hormonas de origen vegetal (yam y soja) bajo la piel del glúteo, de forma indolora y previa anestesia local. La cápsula va liberando lentamente, a demanda del cuerpo, una pequeña dosis de hormonas naturales al torrente sanguíneo –seis meses en el caso de los hombres y tres o cuatro en mujeres–, tras lo que se efectúa una nueva analítica y se implanta un nuevo comprimido. Dicha liberación de hormonas al organismo es idéntica a la producida por los ovarios y los testículos cuando éstos funcionan correctamente, por lo que contribuye a elevar y mantener los niveles hormonales estables, sin ningún efecto secundario.

Doctor Julio Millán.

El futuro para la segunda y la tercera edad
En palabras del Dr. Julio Millán, “el tratamiento de rejuvenecimiento hormonal es el futuro, ya que supone una solución realmente efectiva para muchos de los problemas asociados a la segunda y la tercera edad, derivados de la disminución de estrógenos y testosterona”. Estos son, en la mujer, la disminución de ácido hialurónico en piel y mucosas, que desencadena en picor, relaciones sexuales dolorosas y disminución de la libido, además de incontinencia urinaria y mayor probabilidad de infecciones. En el hombre ocasiona la disminución de los niveles tiroideos, lo que deriva en falta de energía y fuerza, disminución del deseo sexual, disfunción eréctil, y el incremento de peso y flacidez, sobre todo en la zona abdominal. Además de aumentar el riesgo cardiovascular y de osteoporosis, ellos y ellas sufren también a nivel psicológico, apareciendo las temidas ansiedad y depresión, o cuanto menos desmotivación e irritabilidad, además de déficit de memoria.
“A las dos semanas desde el inicio del tratamiento recuperas el sueño, notas que vuelve la  fuerza, las ganas de vivir, la disminución de la grasa y el aumento de la masa muscular. Pero, sobre todo, disfrutas de mayores niveles de energía, claridad mental y, en definitiva, mejora considerablemente el bienestar general” asegura el Dr. Millán.

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta