Más del 25% de las bajas laborales en España se originan por trastornos musculoesqueléticos

Los trastornos musculoesqueléticos son la segunda causa más frecuente de absentismo laboral en España originando más del 25% de las bajas laborales. Los servicios de fisioterapia ayudan a reducir las dolencias más comunes causadas principalmente por posturas forzadas y movimientos repetitivos.
La ergonomía aplicada al entorno laboral es imprescindible para conseguir el bienestar de los trabajadores. El Grupo ASPY cuenta con cuatro Centros de Fisioterapia (uno en Madrid, dos en Barcelona y uno en Badalona) este último inaugurado hace menos de un año debido a la fuerte demanda de estos servicios y al comprobado bienestar que genera en la salud de los usuarios. “Los trastornos musculoesqueléticos continúan aumentando sobretodo en trabajos de oficina en los que predominan los movimientos repetitivos y los trabajadores pasan más de 7 horas diarias sentados. Esto es un grave problema para la salud de los empleados y es importante que las empresas les faciliten unos servicios de fisioterapia que les ayuden a tratar las dolencias comunes que puedan originarse”, afirma Ana Pellico fisioterapeuta del Grupo ASPY.

Cervicales, hombros y muñecas
España es uno de los países más afectados en Europa junto con Alemania en lo referente al número de empleados que sufre problemas de salud. Más del 50% de trabajadores tiene problemas cervicales, más del 30% tiene hombros tensos y el 26% sufre dolor de muñecas y brazos. Todos estos trastornos provocan malestar en la salud del trabajador y, por lo tanto, reducen considerablemente la productividad del mismo.“Debido a estos trastornos, los empresas sufren un impacto perjudicial en la calidad y el volumen de trabajo producido por lo que deben tomar medidas y concienciarse sobre la importancia de llevar a cabo prácticas saludables”.

Malas posturas y sedentarismo
Las causas más frecuentes de estas dolencias corresponden a malas posturas al sentarse en sus escritorios y la cantidad excesiva de horas que permanecen en la misma posición. “Es importante fomentar prácticas laborales que acaben con el sedentarismo: permanecer más tiempo de pie, subir escaleras en vez de coger el ascensor, hacer más actividades en las que haya que desplazarse… etc. Las empresas deben valorar las iniciativas para promover la actividad física como una inversión y no como un coste”, concluye Ana Pellico.
Según un estudio de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, los trastornos musculoesqueléticos conllevan un gasto, a escala europea, de más de 205 millones de euros; en España, representan más del 82% de las bajas laborales entre los trabajadores de 44 a 55 años.

Redacción
Acerca de Redacción 4365 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta