El consumo de nueces contribuye a un envejecimiento saludable

Nuevo estudio publicado en el Journal of Nutrition

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Nutrition revela que el consumo de una a  dos porciones (de 30 gramos) de nueces por semana se asocia con un menor riesgo de desarrollar alteraciones en la función física durante el envejecimiento, lo que permite a las personas mayores, sobre todo a las mujeres,  mantener su independencia a lo largo de este proceso. Para un país como España, donde el 22% de la población tiene más de 60 años, siendo las mujeres el sexo predominante en la vejez, los resultados de este estudio son relevantes al proponer una dieta para mejorar la calidad de vida de los más mayores.
Esta investigación hace énfasis en que es más importante la calidad de la dieta en su conjunto, frente al consumo de alimentos individuales, en la obtención de un mayor impacto en la reducción del riesgo de alteraciones de la función física. En concreto, las variables de calidad de la dieta que más se asocian con tasas reducidas de impedimento físico incidente se refieren a  un mayor consumo de frutas y verduras; menor consumo de bebidas azucaradas, de grasas insaturadas trans, de sodio y la ingesta moderada de alcohol. También, entre los componentes de los alimentos, se determinó que la relación más fuerte con el envejecimiento saludable corresponde a  la ingesta de nueces, naranjas, zumo de naranja, manzanas, peras y lechuga romana.
La líder de la investigación, la Dra. Francine Grodstein, ScD, profesora de medicina en el Brigham and Women’s Hospital y la Harvard Medical School, explica que “hay un gran número de investigaciones centradas en las condiciones específicas de salud en el envejecimiento, como la diabetes y las enfermedades del corazón, pero menos literatura e interés sobre la calidad de vida y la capacidad de mantener la independencia durante el envejecimiento”. Además, hace énfasis en que “el mensaje que nos deja este estudio es que el consumo de una dieta saludable, incluyendo ciertos alimentos como las nueces y otros alimentos completos, pueden ayudar a las personas mayores a mantener la capacidad de realizar las tareas básicas cotidianas a medida que envejecen; como por ejemplo, cargar las compras o vestirse ellos mismos”.
La investigación analizó los datos de unas 55.000 mujeres partícipes del Nurses’ Health Study, durante más de 30 años. Entre los años 1992 y 2008, a las participantes se les interrogó acerca de su función física, incluyendo su capacidad para realizar las actividades básicas de la rutina diaria. Este nuevo estudio examinó de forma prospectiva la asociación entre los hábitos en la dieta de los participantes y la consiguiente alteración de la función física. La dieta fue evaluada mediante el índice de alimentación saludable alternativa (AHEI-2010), una medida de la calidad de la dieta que incorpora alimentos y nutrientes de predicción de riesgo de enfermedades crónicas basadas en la evidencia científica.

“Estos resultados se suman a la gran cantidad de investigaciones que evidencian los numerosos beneficios de seguir dieta saludable para las mujeres. De todas maneras, se necesita investigación adicional que ayude a comprender mejor cómo la dieta y estilo de vida pueden contribuir a mantener nuestra salud y bienestar a medida que envejecemos”, dijo la Dra. Grodstein.

Hay numerosas propiedades activas en las nueces que podrían ser factores contribuyentes en el aporte de beneficios para la salud. Las nueces son únicas entre los frutos secos por estar compuestas principalmente por grasas poliinsaturadas (13 gramos por porción), que incluye el ácido alfa-linolénico (AAL), el ácido graso de origen vegetal omega-3. Las nueces son el único fruto seco que contiene una cantidad significativa de AAL con 2,5 gramos por porción (de 30 gramos).

Redacción
Acerca de Redacción 4365 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta