En vacaciones no te olvides del botiquín

Los problemas más comunes como la diarrea se pueden aliviar si estás bien equipado

En vacaciones son típicas determinadas dolencias y enfermedades frecuentes en la estación veraniega, como las reacciones a picaduras de insectos, quemaduras solares o problemas digestivos, que motivan el aumento de las “visitas” a los centros de salud por estas causas. Problemas que pueden prevenirse siguiendo las recomendaciones básicas que dan los expertos, entre las que se incluye tener a mano un botiquín de vacaciones.
Este botiquín debe contener productos básicos contra las picaduras de mosquitos y repelentes; vendas elásticas para los torceduras; protección solar y aftersun; analgésicos contra el dolor; medicamentos contra el mareo; elementos básicos como el termómetro, tijeras, gasas, esparadrapo o antisépticos; así como suero y productos para los trastornos digestivos.

La diarrea
Precisamente una de las dolencias que más incidencia tiene en vacaciones son los problemas digestivos, especialmente la denominada diarrea del viajero. La diarrea se define como tal cuando aparecen cuatro o más deposiciones sueltas en 24 horas, o tres o más en un periodo de 8 horas, si se acompaña de al menos de uno de los siguientes síntomas: náuseas, vómitos, calambres o dolores abdominales, fiebre, urgencia o dolor en la defecación.
La mayoría tendrán menos de 6 deposiciones al día, pero un 20% llegan hasta 20 deposiciones. La fiebre y la sangre o moco en las heces son criterios de gravedad. Suele durar unos 3-5 días, aunque en el 25% se prolonga durante una o más semanas.
El riesgo de desencadenarla lo encontramos en los virus, bacterias o parásitos provenientes de alimentos que se descomponen más fácilmente en estos meses, y se convierten en un campo minado de bacterias y virus. Los alimentos más susceptibles de ser vía de transmisión de esta son mariscos, carnes y pescados crudos o pocos cocinados, mayonesas, vegetales crudos, fruta sin pelar, agua del grifo y productos elaborados con leches sin pasteurizar. No existe una forma concreta de prevenir la aparición de diarreas, pero sí algunas pautas fundamentales para reducir su frecuencia, como son: extremar la higiene alimenticia, ingerir agua embotellada frente a la del grifo, no consumir alimentos de puestos callejeros, guardar los alimentos perecederos en la nevera y lavarse frecuentemente las manos especialmente antes de comer. Recomendaciones que deben seguirse sobre todo cuando se viaja a destinos turísticos fuera de nuestro país, así como consultar las que facilita el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para determinados países, cuyas costumbres o condiciones higiénicas son diferentes a las de nuestro entorno.

Tratamientos
Nuestro botiquín deberá contener productos farmacéuticos para combatir los problemas digestivos más comunes como antiácidos, sueros de rehidratación oral, antidiarreicos y laxantes, si bien nunca debemos consumirlos sin asesoramiento de un profesional de la salud. Para el tratamiento específico de la diarrea una solución rápida y eficaz son los antidiarreicos con racecadotrilo, un medicamento para adultos, que actúa localmente regulando el paso del agua al intestino.

Redacción
Acerca de Redacción 4365 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta