¡Desconecta de la rutina, no de la vida saludable!

Consejos prácticos para disfrutar en verano

Con la llegada del verano no sólo llega el buen tiempo sino las tan ansiadas vacaciones. Desde Estar Vital queremos que las disfrutes al máximo sin renunciar a un estilo de vida saludable, porque puedes hacer de todo sin riesgos para tu salud.
El relax y los caprichitos veraniegos que nos prohibimos durante el resto del año nos llevan a descuidar nuestros hábitos saludables: la alimentación, el deporte o el cuidado de la piel. Por ello te ofrecemos en las páginas de este número consejos más útiles, sencillos y prácticos para que disfrutes sin romper tu estilo de vida.

Hidratación
Consume alimentos ricos en agua y bebe mucho líquido, preferiblemente agua. Limita el consumo de alcohol, ya que además de ser perjudicial para la salud en general, deshidrata. Tampoco las bebidas azucaradas o carbonatadas son la mejor opción, mejor los zumos de fruta natural.
Una buena hidratación no sólo te ayudará a reponer el líquido perdido por el calor y mantener tu salud interior, sino a cuidar tu aspecto exterior, ya que es fundamental para el cuidado de la piel.

Deporte
A pesar del calor no tienes porqué dejar de hacer deporte, todo lo contrario, el buen tiempo anima a la práctica deportiva al aire libre. Sólo debes evitar las horas de mayor radicación solar (las centrales del día), así como los días de calor intenso. Tampoco debes excederte ni hacer grandes esfuerzos. Haz ejercicio moderado, aprovecha para practicar con amigos en la playa o en el campo, voley-playa o senderismo por ejemplo, y procura estar bien equipado: ropa ligera, gorra, gafas de sol, calzado cómodo y agua.

Alimentación
Rehuye de las comidas copiosas y excesivamente calóricas, es mejor apostar por ensaladas y comidas frescas ricas en verduras, así como fruta y zumos. Te ayudarán a suavizar la sensación de calor, mejorar la hidratación y, como no, mantener la línea.
La cocina, mejor cocida, al vapor o a la plancha.

Dormir
En esta época es más difícil conciliar el sueño y obtener el beneficio reparador de dormir. Además, en vacaciones tendemos a trasnochar, pero es importante no descuidar las horas de sueño. Dormir es fundamental para llevar una vida saludable, así que aprovecha bien las noches y no olvides una pequeña siesta.

La piel
Nuestra dermis no sólo sufre en invierno por el frío, también en verano se ve atacada por el sol, la sequedad del ambiente que propicia el aire acondicionado y el cloro de las piscinas. Por tanto, no debemos descuidar los cuidados de la piel, mantener una adecuada protección solar y cremas hidratantes, especialmente después de la ducha para potenciar sus efectos reparadores.
Tras el baño en piscinas es importante ducharnos para eliminar el cloro, ya que es un agente altamente dañino para la piel, sobre todo en niños y personas con dermatitis.

Vestimenta
Utilizar ropa fresquita y calzado cómodo. Las altas temperaturas propician el síndrome de piernas cansadas y otras dolencias como el pie de atleta, por lo que es recomendable utilizar calzado abierto y sin tacón, como las sandalias.
Además, debes desechar las prendas ceñidas y tejidos poco transpirables, mejor ropa porosa y suelta, como vestidos ligeros, shorts y polos o camisetas, facilitando con ello mantener una adecuada temperatura corporal y la correcta circulación sanguínea. Tampoco están demás los complementos como protección durante el dia: gorras y gafas de sol, principalmente.

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta