Las visitas de los Doctores Sonrisa mitigan la ansiedad de los niños ingresados en los hospitales

“La sonrisa forma parte de la vida y debe estar presente también durante la asistencia sanitaria. Estamos convencidos de que el trabajo de los Doctores Sonrisa de la Fundación Theodora ayuda a que los niños que necesitan ser ingresados en nuestros hospitales afronten el proceso de tratamiento con mejor ánimo y obtengan un mejor resultado clínico”, ha explicado Jesús Bonilla, director general de Sanitas Hospitales, que ha suscrito un acuerdo con la Fundación Theodora para que los Doctores Sonrisa puedan visitar a los niños y adolescentes hospitalizados y que, de esta manera, mitiguen el impacto emocional que la hospitalización en un entorno desconocido pueda tener sobre ellos. Esta iniciativa forma parte del Plan de Humanización de Sanitas Hospitales, que tiene como objetivo conciliar la mayor excelencia asistencial con el mejor cuidado de las personas y el respeto de sus necesidades y sus derechos.
Así, los hospitales universitarios Sanitas La Moraleja y La Zarzuela ya cuentan en sus plantillas con estos Doctores Sonrisa de la Fundación Theodora, que realizan regularmente las visitas para aliviar a los niños ingresados. “Añade un punto de alegría en el entorno hospitalario, en el que no siempre todas las noticias son alegres. Además, también ayuda a relajar la tensión que los padres sienten por el ingreso de su hijo”, explica Pablo Martín Bandera, auxiliar de enfermería de Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.
Beatriz Tormo García, enfermera de la UCI Neonatal (UCIN) explica que “lo acogemos como una parte más de la asistencia a los pacientes y los familiares. Crea un ambiente distendido y notamos que los bebés se tranquilizan cuando les cantan. Además, los padres sienten que es como la primera función para sus hijos y su experiencia es muy positiva”.
Diana Moreno, enfermera del Consultas Externas Pediátricas, valora muy positivamente la acogida que está teniendo entre los pacientes más pequeños. “Están encantados y como están deseando volver a la sala de espera para estar con los Doctores Sonrisa, están más calmados durante la consulta”. Sandra Salamanca, enfermera de la UCIN, agradece el respeto de los Doctores Sonrisa: “Son muy respetuosos y saben perfectamente cómo tratar con un niño para no asustarle y conseguir sacarle una sonrisa”.
Alejandro Echegaray, director general de la Fundación Theodora en España, ha explicado que “nos sentimos especialmente felices y agradecidos por la buena acogida que nuestros Doctores Sonrisa han tenido en los hospitales de Sanitas, y orgullosos de la colaboración que hemos iniciado. En nuestros años de experiencia en humanización hospitalaria mediante la intervención artística, siempre hemos apostado por la excelencia y el mimo en la labor con los niños y sus familias; desde ese punto de vista, Sanitas es un socio que comparte esa excelencia en su misión, desde sus instalaciones y con los profesionales que trabajan en ellas”.
Esta experiencia se integra en el Plan de Humanización de Sanitas Hospitales, que tiene como objetivo fundamental conciliar la excelencia asistencia con el cuidado de las personas y el respeto de sus necesidades y derechos. “La necesaria protocolización y tecnificación de la asistencia sanitaria puede conducir en ocasiones a crear distancia entre el paciente y el profesional asistencial. Para nosotros el cuidado de las personas es un elemento fundamental y ya tenemos distintos programas con resultados muy positivos, como la experiencia del Oncohuerto de la Unidad de Consejo y Cuidado Oncológico del Hospital Universitario Sanitas la Zarzuela o la experiencia de gamificación Donde habitan los héroes del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, para reducir la ansiedad del niño que ingresa para ser intervenido quirúrgicamente”, ha explicado Miguel Ángel Julve, director ejecutivo del Campus Madrid de Sanitas Hospitales. Este Plan de Humanización del Campus Madrid de Sanitas Hospitales contempla la integración de las asociaciones de pacientes para elevar la voz del paciente acerca de la atención que reciben –ambos hospitales ya han realizado sesiones con asociaciones de pacientes crónicos- para entablar un diálogo abierto que conduzca a una mejora de la asistencia que se presta en los centros.
Además, los centros se han adherido al Proyecto Sueñon para respetar el sueño y el descanso de los pacientes ingresados y han puesto en marcha el Programa de Videoconsulta al alta, que permite a la paciente que ha dado a luz o a la persona que ha sido intervenida quirúrgicamente despejar sus dudas sin necesidad de tener que acudir de nuevo al hospital. Por último, los dos hospitales están probando diferentes fórmulas de Musicoterapia para llevar la música en vivo al hospital y mejorar la experiencia de los pacientes que recurren a los profesionales para resolver un problema de salud.

Redacción
Acerca de Redacción 6505 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta