Granizado de verduras congeladas, una alternativa saludable y refrescante, fácil de hacer en casa

Con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas, la Asociación Española de Fabricantes de Vegetales Congelados (ASEVEC) recuerda la importancia de mantener el organismo constantemente hidratado, así como llevar una alimentación sana y equilibrada. Para ello, proponen la elaboración de granizados vegetarianos durante los meses de calor.  Una alternativa muy saludable que combina, una de las bebidas estrella del verano – capaz de calmar la sed, combatir el calor y refrescar nuestro organismo – con la ingesta de verduras, fuente de vitaminas, minerales y fibra, nutrientes esenciales para el cuerpo humano y con bajo aporte calórico.
Los granizados, uno de los productos más demandados en España durante los meses de calor, invitan a un mundo de colores y sabores que se puede consumir a cualquier hora del día. Y por qué no, probar un granizado de verduras congeladas, realizado en casa, con ingredientes totalmente naturales y en pocos minutos. Una sorprendente y divertida alternativa que, además, ayudará a que pequeños y grandes consuman verdura de manera diferente.
Y es que comer verduras es ganar salud. Por ello, la OMS recomienda un consumo mínimo de 3 a 5 raciones de fruta y verdura al día. Y para facilitar esa ingesta diaria, es muy interesante contar con verduras congeladas por sus especiales características: están siempre disponibles, en cualquier momento del año, son medioambientalmente sostenibles – ya que llegan al consumidor limpias, enteras o troceadas, por lo que no generan desperdicios-, y son de uso fácil y rápido, ya que se presentan listas para cocinar.
La propuesta de ASEVEC busca fomentar y animar a la población a cumplir con esas recomendaciones, ingiriendo la cantidad diaria aconsejada a través de los granizados. Una fórmula especialmente indicada para estos días de calor, porque procuran los nutrientes necesarios para el organismo y  contribuyen a mantener la piel hidratada.
Para este verano, ASEVEC propone dos sugerentes recetas, fáciles de preparar en casa, a base de verduras congeladas, con un gran aporte vitamínico para el organismo. Todo ello sin renunciar al color, al sabor y al placer de tomarse un granizado.
Dos sorprendentes propuestas a base de zanahoria, espinacas y brócoli, tres piezas clave en la nutrición de las personas por su aportación de vitaminas, minerales y fibra tanto en el brócoli como en las espinacas. Por su parte, las zanahorias ayudan a prevenir enfermedades en la vista, a fortalecer el sistema inmunitario y además, tienen propiedades anticancerosas.

Granizado verde de espinacas

Ingredientes:

·         100 gr de espinacas congeladas

·         1 Lima

·         300 ml Leche de almendras

·         1 puñado de Menta

Elaboración:

  1. En un vaso batidor, echar las espinacas directamente desde la bolsa (sin descongelar) y triturar.
  2. Exprimir la lima y añadir su zumo, unas hojas de menta y la leche de almendras.
  3. Triturar el contenido del vaso hasta obtener un batido homogéneo de un bonito color verde.
  4. Llevar el batido al congelador y dejarlo durante una hora. Al cabo de ese tiempo, sacar y volver a batir.
  5. Volver a meter en el congelador otra hora y repetir el proceso tres veces más. En total, una vez batido, se debe repetir el proceso de congelado y triturado tres veces.
  6. ¡Y listo para servir! Decorar con unas hojitas de menta fresca y una pajita ancha.

Granizado de zanahoria, brócoli y coco

Ingredientes:

·         150 gr. Zanahorias congeladas

·         50 gr Brócoli congelado

·         300 ml Leche de coco

Elaboración:

  1. Directamente de la bolsa, echar las zanahorias en un vaso triturador.
  2. Añadir poco a poco la leche de coco y una parte del brócoli. El resultado tiene que ser homogéneo y cremoso.
  3. Introducir el batido de zanahoria, brócoli y leche de coco en el congelador durante una hora. Después, volver a echar en la batidora y batir durante unos segundos. Volver a meter el resultado en el congelador y repetir el proceso tres veces.
  4. Coger la parte de brócoli que hemos reservado y rallar sobre el zumo.
  5. ¡Ya tienes el granizado! Servir en vaso y esparcir por encima el brócoli rallado
Redacción
Acerca de Redacción 4364 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta