Dolor en enfermedades crónicas

El 70% de las personas con enfermedades crónicas avanzadas sufre dolor

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad estima que el 45% de la población española mayor de 16 años padece al menos un proceso crónico de diferente magnitud. En los casos en los que existe un deterioro progresivo y un pronóstico de fallecimiento a medio o largo plazo, denominada enfermedad crónica compleja, la cifra asciende al 5% de los españoles y de ellos el 1,5% lo hace en una fase avanzada, según el doctor Xavier Gómez-Batiste, director de la Cátedra de Cuidados Paliativos de UVic-UCC/ICO, quien lamenta que el 70% de las personas con enfermedad crónica avanzada sufre dolor de diferente tipo, entre ellos, los musculares, artropatías degenerativas y posturales.
Con el objetivo de compartir experiencias en atención integral e integrada a personas con cronicidad avanzada; promover la cooperación en esta área; y visualizar el dolor como un reto asistencial prevalente y relevante, la Cátedra de Cuidados Paliativos de UVic-UCC/ICO (Universitat de Vic-Universitat Central de Catalunya / Institut Català d’Oncología  para Programas Públicos de Cuidados Paliativos), la Sociedad Española del Dolor (SED) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), con el apoyo de Grünenthal, han organizado el simposio Chronos Atención integral e integrada de personas con cronicidad avanzada: cronicidad-cuidados paliativos-dolor. Esta reunión ha contado con la presencia de más de un centenar de expertos y la participación de los responsables tanto de estrategias nacionales como autonómicas sobre dolor, cronicidad y cuidados paliativos.
Para el doctor Gómez-Batiste, el dolor es una “auténtica epidemia” dentro de las enfermedades crónicas avanzadas: “A los expertos nos llama la atención que la alta prevalencia del dolor no se refleje como paradigma de la atención a la cronicidad como lo es en los casos de cáncer, por ejemplo, donde es un síntoma relevante al que se le presta especial atención”. En este sentido, el experto hace hincapié en que se trata de un problema infradiagnosticado e infratratado: “El objetivo de este simposio es aflorar el dolor como paradigma en la atención en cronicidad avanzada. En muchas ocasiones está poco identificado, no se evalúa y se trata de manera parcial y tardía”.
En la misma línea se ha mostrado la directora adjunta de la Cátedra de Curas Paliativas ICO-UVIC/UCC, Cristina Lasmarias: “Queremos aprovechar la presencia de profesionales de diversos ámbitos asistenciales y líderes clínicos para trabajar desde la visión integral e integrada de la atención a la cronicidad, explorando propuestas de mejora de la atención”.
Para Lasmarias es fundamental ser conscientes de la prevalencia del dolor y la importancia del impacto que tiene en la calidad de vida, causando limitación funcional y aislamiento social en las personas que lo sufren, especialmente en los procesos de enfermedad avanzada: “Se requieren competencias clínicas concretas así como la inclusión de la valoración de los profesionales en las historias clínicas, desarrollando protocolos de intervención multidisciplinares”.
En este sentido, Roberto Nuño, director de Deusto Business SchoolHealth, de la Universidad de Deusto (Bilbao), defiende que el control de la progresión de las enfermedades crónicas y la posibilidad de aliviar el dolor y el sufrimiento es clave para el propósito de “vivir bien aunque se tenga una condición crónica”.

Redacción
Acerca de Redacción 6501 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta