Repelentes contra los mosquitos

Aunque los mosquitos pueden estar presentes en cualquier época del año, es con la llegada del buen tiempo cuando proliferan de manera singular. Su picadura, al igual que la de la mayoría de los insectos, es inofensiva, si bien causa desagradables molestias. No obstante, hay que tener presente que no todos los mosquitos son iguales, especialmente los que pueblan zonas tropicales, que pueden transmitir enfermedades. En estos casos lo mejor es atender a las recomendaciones sanitarias de los países que se vayan a visitar, para evitar correr riesgos innecesarios.
Afortunadamente, en nuestro país este tipo de insectos no presentan mayor riesgo. Si bien el grado de molestia dependerá del tipo de mosquito, siendo el denominado mosquito tigre el más “peligroso” de los que podamos encontrar en España, principalmente por la zona del Levante.
Un factor de riesgo adicional es el caso de los alérgicos. Si ha tenido alguna reacción anterior a picaduras de insectos conviene que consulte a su médico si tiene previsto visitar zonas donde abunde la presencia de mosquitos.

¿Por qué en verano?
Los mosquitos aprovechan las estaciones del año más calurosas porque vamos más destapados. Les da igual la parte del cuerpo y nadie está a salvo, todos somos susceptibles de ser objetivo de un mosquito hembra, ya que estas necesitan la sangre para poder poner huevos. Al picarnos inyecta un veneno que evita la coagulación mientras nos extrae la sangre que necesita.

Cómo protegernos
La picadura de mosquito puede causar diferentes reacciones. Quienes jamás han sido picados, en especial los niños pequeños, puede que ni siquiera reaccionen. Posteriormente, a la mayoría de las personas se les produce una pequeña roncha rojiza que puede aparecer desde horas hasta días tras la picadura, y que puede permanecer durante algunos días.
Para evitarlo, además de utilizar los diferentes productos para ahuyentarlos, como los difusores eléctricos o productos similares, también es conveniente usar pantalones largos y camisas de manga larga mientras se encuentre al aire libre, cubrir con mosquiteras ventanas o cunas del bebé, así como utilizar repelentes de mosquitos, aplicados tanto en la piel como en la ropa.
Los repelentes no matan a los mosquitos, sólo los ahuyentan, y su uso está recomendado cuando se está al aire libre. Los más efectivos son los que contienen DEET (N,N-dietil-m-toluamida) o permetrina. Puede usar DEET directamente sobre la piel o la ropa, pero no así la permetrina, que sólo puede aplicarse sobre la ropa, aunque no directamente sobre la piel. Ambos productos han demostrado ser muy efectivos contra una variedad de picaduras de insectos.
En cualquier caso, debe utilizar productos de eficacia demostrada con estudios clínicos, que provean suficiente protección durante el tiempo que va a pasar al aire libre. A menudo la etiqueta del producto indica el tiempo de protección que puede esperar de éste. Además, siga las instrucciones del producto y no olvide consultar siempre a su médico o farmacéutico cuál es la mejor opción para su caso.

Redacción
Acerca de Redacción 4354 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta